Películas para toda la familia de los años 70 (Parte V): Dramas y comedias dramáticas

peliculas-ciencia-ficcion-anos-70

Este nuevo capítulo de la serie películas para toda la familia de los 70 contiene nada menos que quince películas clásicas que puedes rescatar del trastero donde guardas los VHS (¿de verdad aún guardas cintas VHS?) o buscar en tu proveedor de streaming preferido.

Las películas de este capítulo son dramas o comedias dramáticas. Reconozco que no es un género muy infantil, pero ¿a quién le importan las etiquetas? Se trata de compartir con tus pequeños (o medianos) cinéfilos algunas piezas del cine setentero que fueron importantes para ti y que ahora, inundados por la catarata de estrenos y novedades continua, son difíciles de encontrar.

He procurado seleccionar los títulos de modo que haya un poco de todo y para todas las edades, desde películas que puedan ver los más pequeños de la casa hasta otras solo aptas para el público adolescente o preadolescente. Como siempre, la última palabra sobre qué es apropiado para tus hijos/as la tienes tú, que eres quien mejor conoce sus gustos y grado de madurez personal.

Este artículo forma parte de la serie 80 películas para toda la familia de los años 70. Como en todos los artículos de esta serie, en cada película encontrarás un resumen del argumento y un recordatorio de las escenas más adultas, para que puedas decidir con conocimiento de causa si te parece adecuado ver esa película con tus hijos/as.

Capítulo anterior:
<< 80 películas años 70, parte IV: Cine de ciencia ficción

Siguiente capítulo:
80 películas años 70, parte V: Cine policíaco >>
(en preparación)

    Quizá también te interese:


    46. Annie Hall

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70Annie Hall, Woody Allen, EEUU, 1977.
    Edad: PG-13

    Annie Hall es la culminación de la primera etapa de Woody Allen como realizador y guionista, además de suponer su primer coqueteo con el melodrama que luego exploraría con más intensidad en en Interiores (1978), Recuerdos (1980) o Septiembre (1987). Es decir, Annie Hall es una película divertidísima aunque deje un sabor agridulce.

    La protagoniza Woody Allen en el papel del típico hombrecillo intelectual y neurótico que repasa su catastrófica vida con su habitual verborrea, en particular su tormentosa relación de Pigmalión con Annie (Diane Keaton), una inteligente e insegura joven recién llegada a Nueva York.

    La película contiene algunas escenas antológicas y un atrevimiento formal que todavía hoy sorprende, como cuando Allen habla con total desparpajo con el espectador o la pantalla se divide para dar soporte a un diálogo imposible.

    A lo largo del metraje hay varias referencias sexuales algo subidas de tono que los más pequeños no captarán. También encontrarás algunas escenas de cama (nunca explícitas) y unos personajes que beben y fuman con el desparpajo típico de los 70. No es, probablemente, una película apropiada para los niños más pequeños, pero será todo un descubrimiento para los jóvenes cinéfilos que aún no conozcan el cine más serio de Woody Allen.

    47. California Suite

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70California Suite, Hebert Ross, EEUU, 1978.
    Edad: PG

    California Suite es una película coral típicamente setentera, tanto por la estética como por el ritmo y los diálogos. Tiene un reparto espectacular y es capaz de saltar con desparpajo del slapstick a la comedia de enredo y de ahí a la comedia dramática, consiguiendo esa cosa tan complicada de hacer que es congelar la sonrisa del espectador.

    Cinco parejas muy dispares se alojan en un hotel de Los Ángeles. El diabólico guión de Neil Simon salta de una a otra historia con agilidad: Maggie Smith y Michael Caine son dos cínicos actores británicos que han venido a Los Ángeles para participar en la ceremonia de los Óscar; Jane Fonda y Alan Alda interpretan a una pareja separada y amargada que se reencuentra en el hotel; Walter Matthau, que ha llegado a la habitación un día antes que su esposa, se mete sin pretenderlo en un enredo con una prostituta; y Richard Pryor y Bill Cosby son dos médicos que, al llegar al hotel con sus respectivas esposas, se encuentran con que no queda más que una habitación libre que se ven obligados a compartir.

    California Suite contiene comentarios y chascarrillos de carácter sexual y algo de lenguaje malsonante. El episodio de Alan Alda y Jane Fonda es el más dramático y "adulto", y puede aburrir a los más pequeños. También hay algo de violencia física, pero rodada al estilo slapstick y orientada a provocar un efecto cómico. Y, por supuesto, muchos personajes fuman y beben con frecuencia, como en todas las películas de la época.

    48. El candidato

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70The Candidate, Michael Ritchie, EEUU, 1972.
    Edad: PG

    En una lista de películas para toda la familia de los años 70 no pueden faltar los dramas políticos típicos de la década, como este que ocupa el número 48 de nuestra lista.

    El candidato relata las peripecias de un joven e idealista político que aspira a la presidencia de EEUU y que, casualmente, se parece mucho a Robert Redford. A lo largo de la campaña electoral, el joven idealista se irá corrompiendo poco a poco debido a los tejemanejes del partido, de los asesores de imagen, de los donantes y demás fauna que pulula a su alrededor. Un argumento inquietantemente actual a pesar de la peli tenga casi cincuenta años de antigüedad.

    El candidato es un modélico drama político de esos que de vez en cuando nos llegan de Estados Unidos. Su temática es muy actual, vale, pero su estética es la típica de los años setenta (lo cual no es ningún demérito, ni mucho menos): fotografía, montaje, sonido, vestuario, todo tiene ese inconfundible aroma añejo que tanto nos gusta.

    Tras las cámaras está Michael Ritchie, uno de esos realizadores a veces llamados artesanos que se acabó especializando en realizar comedias ochenteras protagonizadas por Chevy Chase o Dan Aykroyd, y que aquí se muestra muy inspirado a la hora de rodar un guión demoledor del periodista Jeremy Larner.

    La película puede aburrir a los más pequeños, pero también a muchos adultos actuales que no gusten de los dramas políticos y morales. Apenas contiene escenas escabrosas, más allá del consabido consumo de tabaco y alcohol, algún taco, un puñetazo en la nariz y un par de insinuaciones de tipo sexual tan esquinadas que los peques apenas las percibirán.

    49. El corcel negro

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70The Black Stallion, Carroll Ballard, EEUU, 1979.
    Edad: G

    Un niño y un caballo (indomable, como es lógico) naufragan en una isla. Cómo llegan hasta allí es lo de menos. El caso es que, en su aislamiento, tienen que aprender a convivir juntos y a respetarse.

    El corcel negro, contra lo que pueda parecer, no es la típica película de caballos, toda almíbar, redención del humano y humillación final del animal. Aquí no hay nada de eso, sino una historia de amistad sincera entre un niño y un caballo contada con la mayor naturalidad del mundo. Ese es su punto fuerte, que la convierte en una película irrepetible, y a la vez su punto débil, porque hacerse amigo de un caballo salvaje no es cosa de dos minutos con música de violines.

    Lo que quiero decir es que esta película no es apta para espectadores con tendencias hiperactivas.

    El corcel negro no contiene ninguna escena inapropiada para los más pequeños (lo más impactante es el naufragio -abtenerse hidrofóbicos- y una escena de una serpiente -abstenerse ofidiofóbicos-). Eso no quiere decir que sea estrictamente infantil, ni que sea apropiada para todos los niños. Muchos niños (y adultos) se aburrirán con ella, pero los amantes de los animales, de cualquier edad, que disfruten de las historias sencillas y contadas con un ritmo apacible encontrarán aquí un buen candidato para añadir a sus películas preferidas de todos los tiempos.


    50. Fuga de Alcatraz

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70Escape from Alcatraz, Don Siegel, EEUU, 1979.
    Edad: PG-13

    Fuga de Alcatraz es una arquetípica película de género carcelario, subgénero fugas. Contiene todos los tópicos: el preso tontorrón y amigo el protagonista, el preso macarra que quiere amargarle la vida, el alcaide absurdamente cruel, los clanes carcelarios y hasta la escena de la ducha. Y, por supuesto, un protagonista tan listo que es capaz de fugarse de una prisión de la que es imposible hacerlo.

    Y lo más fuerte de todo es que el argumento está basado en una historia real (supongo que con las licencias poéticas adecuadas, claro) y que la peli, con todos sus topicazos, está tan fantásticamente escrita y rodada que sigue funcionando y manteniendo todo el atractivo bronco y la tensión absorbente que tenía el día de su estreno. Además, se filmó en la verdadera prisión de Alcatraz, lo que le da un toque extra de verosimilitud a una historia tan inverosímil que no tiene más remedio que ser verdadera.

    Para los críos hay alguna que otra escena peliaguda que debes considerar, como el intento de violación en las duchas (rápidamente resuelto al más puro estilo Clint Eastwood de los setenta, esto es: con dos mamporros bien dados) o el espeluznante momento en el que un personaje pierde los dedos de una mano. Hay por ahí circulando una versión censurada de la peli en la que estas escenas no existen. También se ven muchos tipos desnudos en la ducha, aunque siempre de espaldas, alguna que otra pelea más en la prisión (nada demasiado sangriento) e insultos de connotaciones racistas.


    51. Loca evasión

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70The Sugarland Express, Steven Spielberg, EEUU, 1974.
    Edad: PG

    Si hablamos de películas para toda la familia, es inevitable que, antes o después, aparezca el nombre de Steven Spielberg.

    Loca evasión, la segunda película dirigida por el bueno de Steven, resulta una rareza semidesconocida en toda regla. Narra la historia de un expresidiario y su novia, ambos justitos de entendederas, obsesionados con secuestrar a su hijo biológico, que está siendo criado por una familia de acogida.

    Este argumento hubiera dado para un melodramón de sobremesa o para una comedia desmadrada de los hermanos Coen, pero en manos de Spielberg y sus guionistas se queda en una extrañísima tierra de nadie plagada de persecuciones enloquecidas, con momentos de lágrima fácil y momentos de frenesí cómico.

    La prodigiosa habilidad de Spielberg ya se adivina tras la cámara, la planificación de las escenas y el montaje. Además, supuso su primera colaboración con el compositor John Williams, un tándem artístico que duraría más de cuatro décadas (hasta Los archivos del Pentágono, de 2017) y que solo la avanzadísima edad de Williams pudo romper.

    Para los niños, no resulta una película demasiado fuerte pero su temática (el secuestro de un niño pequeño), así como las abundantes escenas de acción y de persecuciones automovilísticas, no la hacen precisamente infantil. Hay algo de lenguaje soez y un poco de sangre ocasional. Hoy sería calificada como una comedia dramática familiar y probablemente le asignarían una calificación PG-13.

    52. Luna de papel

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70Paper Moon, Peter Bogdanovich, EEUU, 1973.
    Edad: PG

    Rodada en un nostálgico blanco y negro (avisa a tus hijos de que no se ha estropeado la tele), Luna de papel es, según casi todo el mundo, una de las mejores películas jamás dirigidas por Peter Bogdanovich, que es mucho decir.

    Relata, en clave de road movie, las peripecias de un vendedor ambulante y estafador de tres al cuarto que, en la época de la Gran Depresión, debe hacerse cargo de la hija que tuvo con una antigua amante. La niña, lejos de convertirse en un incordio, aprende rápido los trucos del oficio.

    Con ese argumento se construye esta película imperecedera, divertida y a la vez nostálgica, por la que no pasan los años. Se puede disfrutar igual hoy que hace cuarenta años, y la pueden disfrutar por igual los mayores y los pequeños de la casa. El guión es muy ingenioso, la dirección, modélica, y la pareja protagonista (Ryan y Tatum O'Neal, padre e hija en la realidad) tiene una química indiscutible.

    En el apartado de cosas peliagudas para niños, en esta pequeña joya encontrarás varias referencias de tipo sexual, algunas relacionadas con la prostitución (nada exagerado, pero conviene que le eches un vistazo previo por si acaso). Hay una pelea fuera de escena, aunque luego se ve a la víctima ensangrentada. También algunos tacos, gente que bebe y fuma y, en fin, ya sabes: los protagonistas se dedican a estafar a la gente. Aunque lo más chocante, sin duda, es ver a la pequeña Tatum O'Neal echándose un cigarrillo tan tranquila. Pero es que estamos en los años 30, ¿recuerdas?

    53. Manhattan

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70Manhattan, Woody Allen, EEUU, 1979.
    Edad: PG

    Woody Allen vuelve a rodar la misma película de siempre, pero mejor que nunca. Eso, en una sola frase, es Manhattan, la que, a juicio de la mayoría, es la mejor película de toda su carrera.

    Rodada en blanco y negro y con una evidente devoción por la ciudad de Nueva York, relata, con tono de comedia amarga, las peripecias amorosas del típico intelectual verborreico y neurótico de mediana edad que Allen interpretó una y otra vez, con distintos nombres pero en similares circunstancias, hasta que la edad le impidió hacerlo.

    Película imprescindible para unos, muestrario insufrible de los tics intelectualoides de su autor para otros, Manhattan es, sin duda, un compendio generoso del cine de Woody Allen y una de las películas más importantes de la década de los 70, de modo que los jóvenes cinéfilos de hoy, cuando alcancen la edad apropiada, deberían tener la oportunidad de verla y sacar sus propias conclusiones.

    No es una película adecuada para los más pequeños, más que nada porque no comprenderán gran cosa y se aburrirán. Por lo demás, contiene los típicos chascarrillos de tipo sexual habituales en las películas de Allen (nada demasiado llamativo), algunos tacos, gente de bebe y fuma... Ah, y el protagonista tiene una novia de diecisiete años: quizá sea una buena excusa para charlar con tus hijos e hijas acerca de la obsesión que ciertos señores de mediana edad tienen con la juventud en general.

    54. Rocky

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70Rocky, John G. Advilsen, EEUU, 1976.
    Edad: PG

    Aquí está el origen de una mítica e irregular saga que todavía hoy colea en las carteleras. Sylvester Stallone, antes de que se le fuera la mano con los anabolizantes y la monserga reaganiana (esto es, antes de Rambo) escribió y protagonizó esta curiosísima película que ha pasado por derecho propio a la historia de la cultura popular.

    La historia, supongo, la conoces: un boxeador de tres al cuarto que malvive en un suburbio de Filadelfia se descubre invitado, por un azar del destino, a disputarle el título al campeón del mundo de los pesos pesados. Es decir, una de esas luchas de David contra Goliat que tanto nos gustan.

    Con una estética puramente setentera (esa música inolvidable de Bill Conti...) y una dirección muy naturalista de John G. Advilsen (Karate Kid), Rocky es un drama con muchos diálogos, una trama muy simple, interpretaciones impecables (puede que Stallone no sea un gran actor, pero el papel de boxeador sonado y algo simplón le viene como anillo al dedo) y un final que todavía hoy resulta emocionante, muy lejos de las ocurrencias cada vez más bizarras de las secuelas.

    Para los niños y niñas actuales (¡y para los adultos!) puede resultar algo lenta, pero no contiene demasiados elementos inapropiados, más allá del combate final donde hay puñetazos y sangre en abundancia, mostrados además de forma muy gráfica. También encontrarás algo de lenguaje malsonante y personajes que fuman y beben (un personaje principal es, de hecho, alcohólico). Hoy en día hubiera recibido un certificado PG-13 con toda seguridad por el sangriento combate final.

    55. El síndrome de China

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70The China Syndrome, James Bridges, EEUU, 1979.
    Edad: PG

    A medio camino entre el drama político y el género de catástrofes (dos subgéneros muy setenteros, por cierto), se estrenó a finales de la década esta entretenidísima y angustiosa película sobre unos periodistas de televisión que, grabando un reportaje en una central nuclear, se topan con un grave accidente en las instalaciones.

    La película narra tanto la carrera por evitar una catástrofe como los tejemanejes de los dueños de la central y del canal de televisión para evitar la emisión del reportaje. Es decir, que sigue siendo una historia muy actual a pesar de que la estética y la tecnología que se muestra es de hace más de cuatro décadas.

    Una dirección firme y correcta, sin apenas manierismos típicos de los 70, un guión muy meditado, con un ritmo y una tensión siempre crecientes, y unos actores entregados más allá del deber hacen el resto para componer una de las películas emblemáticas de la década.

    Cosas que tener en cuenta al verla con niños: hay un par de muertes violentas en la película, una por despeñamiento y otra a balazo limpio, bastante gráfica y dramática. Varios personajes beben y fuman, como era habitual en la época. También dicen algunos tacos, claro. Por último, el suspense y la tensión de la cinta, sobre todo en su última parte, es notable y podría suponer algún problema para los espectadores más sensibles. 

    56. Yo, viernes

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70Man Friday, Jack Gold, EEUU, 1975.
    Edad: PG

    Una interesante (y divertida) revisitación del Robinson Crusoe de Daniel Defoe, pero narrada desde el punto de vista de Viernes y con una carga política muy poco sutil. La película no se preocupa por la peripecia de supervivencia, sino por el choque de culturas entre el europeo ilustrado, cristiano y supuestamente civilizado y el aborigen ignorante, pagano y teóricamente asalvajado.

    El guión de Alex Phillips se centra en darle por completo la vuelta a la tortilla, mostrando las mezquindades y estupideces del hombre blanco y la inteligencia apegada a la tierra del negro, conformando así dos arquetipos antagónicos tan caricaturescos como irresistibles.

    Aunque Yo, viernes ha envejecido notablemente (sobre todo su banda sonora), sigue siendo una película que se revisita con gusto, que arranca a menudo una sonrisa al espectador y que puede propiciar muchas conversaciones interesantes con tus hijos, si ya tienen la madurez suficiente, acerca de los sistemas económicos, la religión, el materialismo o la diversidad cultural.

    En el apartado de escenas peliagudas, hay una casi al principio de la película donde se insinúa una práctica antropofágica y tres personajes mueren a tiros. No se muestra nada de sangre y, vista hoy en día, resulta bastante bastante risible, pero tal vez deberías echarle un vistazo antes de proyectársela a tus hijos/as.

    57. Todos los hombres del presidente

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70All the President's Men, Alan J. Pakula, EEUU, 1976.
    Edad: PG

    Dustin Hoffman y Robert Redford son los dos superperiodistas que tumbaron la presidencia de Nixon al destapar el caso Watergate. Poco más hay que añadir.

    Aunque trate sobre periodistas independientes que cuentan la verdad le pese a quien le pese, no es una película de ciencia ficción. Increíble, ¿no? Los periodistas, sobre todo en la época anterior a internet y a las redes sociales, a veces hacían esas cosas. Y esta película, según dicen los que entienden del tema, es bastante fidedigna con la realidad del oficio o, al menos, con la realidad de aquellos tiempos.

    Todos los hombres del presidente, además de ser una oda al buen periodismo de investigación, es una fascinante película de intriga detectivesca con un ritmo endiablado y que se las apaña para atraparte durante dos horas y pico sin escenas de violencia, ni tiroteos ni destrucción masiva del mobiliario urbano. Puede ser, en ese sentido, un gran descubrimiento para los espectadores jóvenes.
     
    A los más peques les aburrirá, sin embargo, tanto como una auditoría fiscal. Y los mayores pueden perderse entre tanto nombre y tanto misterio, como de hecho debió ocurrirles a Woodward y Bernstein en la vida real. La disfrutarán mucho más si antes les explicas lo que sucedió. Es decir, que es una de las pocas películas de la historia que se aprecian mejor si antes te hacen un spoiler detallado. Por lo demás, no presenta ninguna escena peliaguda más allá de algunos tacos y del habitual consumo despreocupado de alcohol y tabaco típico de los 70.  

    58. En algún lugar del tiempo

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70Somewhere in Time, Jeannot Szwarc, EEUU, 1980.
    Edad: PG

    En los estertores de la década, se rodó esta adaptación de la novela del gran Richard Matheson (Soy leyenda, La casa infernal) que narra el viaje atrás en el tiempo, mediante hipnosis, de un hombre fascinado con la mujer de una antigua fotografía.

    Dicho así suena muy raro, pero la película es muy sencilla de seguir y para nada extravagante más allá de su premisa. El resultado final es un curioso híbrido entre cine fantástico de pura cepa y el cine romántico más almibarado. En algún lugar del tiempo fue recibida con desprecio por la crítica de la época, pero que se ha convertido en una pequeña obra de culto para muchos espectadores.

    Rodada con estilo, bien interpretada por unos jovencísimos Christopher Reeve (que venía de rodar el primer Superman) y Jane Seymour, con una fantástica fotografía de Isidore Mankofsky y una banda sonora de esas inolvidables que solo John Barry sabía componer, resulta una película completamente pasada de moda, lo que constituye su principal atractivo.

    Para los más peques, aparte de que la peripecia romántica pueda resultarles aburrida, no hay ninguna escena que pueda resultar inadecuada. Lo más fuerte son un par de tacos y un momento donde se insinúa que la pareja protagonista está a punto de efectuar un rito de apareamiento del que la cámara, muy discreta ella, se retira con presteza. 

    59. Verano del 42

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70Summer of '42, Robert Mulligan, EEUU, 1971.
    Edad: PG (originalmente, R)

    Verano del 42 es una de esas típicas historias de transición de la niñez a la madurez, pero una de las más celebradas de la década, o quizá de toda la historia del cine.

    El argumento es muy simple: un hombre mayor recuerda con nostalgia las últimas semanas de su niñez, en el lejano 1942, cuando él y otros dos amigos pasaron el verano en una isla con los elementos típicos de los veranos adolescentes en una isla: los ligues, los juegos, las sesiones de cine, los libros prohibidos... Hasta que aparece una misteriosa mujer, algo mayor que ellos.

    Un monumento a la nostalgia como este puede caer fácilmente en la sensiblería más lamentable. Si lo hace o no es algo que debe decidir cada espectador. A los mandos está el gran Robert Mulligan (Matar a un ruiseñor), lo cual debería ser suficiente argumento para darle un voto de confianza.

    Para tener en cuenta si la ves con niños: la película, por supuesto, habla de amor y sexo. Y no de cualquier sexo: el de una mujer adulta con un menor de edad. Nunca es explícito, vale, y todo está envuelto en una fotografía almibarada y la música de Michel Legrand. También hay múltiples diálogos acerca del sexo. Todo muy blanco e inocente, pero sigue siendo lo que es. De hecho, la calificación original fue R, aunque se cambió a PG en posteriores reediciones.

    Todo esto hace que, probablemente, no sea una película apropiada para los niños más pequeños, pero a tus hijos adolescentes les encantará descubrir que sus padres (qué digo: ¡sus abuelos!) también tuvieron adolescencia y que no fue, en lo esencial, muy diferente a la suya.

    60. El violinista en el tejado

    peliculas-ciencia-ficcion-anos-70Fiddler on the Roof, Norman Jewison, EEUU, 1971.
    Edad: G

    Entre las películas para toda la familia de los años setenta no puede faltar este larguísimo, entretenidísimo y extensísimo musical setentero protagonizado por un señor barbudo, campechano, judío y ucraniano que habla sin cesar con Dios y con la cámara, y que a lo largo de las tres horas y pico de película se dedica a casar hijas y defender la tradición frente a los vientos de cambio.

    Y es que El violinista en el tejado, con muy buen rollo y unos números musicales excelentes, habla de eso: del conflicto generacional, de la tensión entre tradición e innovación, y de la importancia de las cosas sencillas como la familia, la amistad o la fe.

    El violinista en el tejado es una película que se puede disfrutar a muchos niveles y, por ello, resulta adecuada para un amplio rango de edades. Eso sí, si vas a verla con críos, asegúrate de que son lo bastante mayores como para seguir los subtítulos de las canciones (o que tienen el suficiente nivel de inglés como para entenderlas), porque los números musicales no son simples rellenos coloristas, sino que están perfectamente integrados en la trama y hacen avanzar el argumento.

    No contiene apenas escenas que puedan resultar peliagudas para los niños: una escena en la que muchos personajes beben alcohol, un número musical (cómico) en un cementerio y un ataque de soldados rusos a una aldea. Nada, creo yo, que pueda perturbar a los espectadores actuales curtidos con el cine de la factoría Marvel.



    Capítulo anterior:
    << 80 películas años 70, parte IV: Cine de ciencia ficción

    Siguiente capítulo:
    80 películas años 70, parte V: Cine policíaco >>
    (en preparación)



      La serie de artículos sobre las mejores películas clásicas de los años 70 aptas para ver en familia consta de estos ocho capítulos y un total de ochenta películas. Haz clic en los links si quieres echar un vistazo a alguna otra selección:


        * * *

        ¿Añadirías o quitarías películas de esta lista de las mejores películas clásicas de los años 70 para ver en familia? ¿Quieres compartir tu experiencia con alguna de estas películas? Cuéntanoslo en los comentarios.

        Comentarios

        1. busco una pelicula de una esposa que en accidente de auto pierde a su bebe y la memoria y su marido le oculta todo para que ella cambe su forma de como era

          ResponderEliminar
        2. Dejo aquí su petición por si algún lector reconoce el argumento y puede facilitarle un título. Buena suerte.

          ResponderEliminar

        Publicar un comentario