Cine años 90 para ver con niños/as (III): 10 comedias románticas

Cine años 90
Hoy continúo la serie de artículos dedicados a recordar 100 películas de los años 90 aptas para ver en familia en el siglo XXI. Después de rescatar 11 películas de ciencia-ficcion y otras 14 de aventuras, hoy nos centraremos en un subgénero que nunca pasa de moda: la comedia romántica, pero con el inimitable aroma añejo del cine años 90.

Las comedias románticas, como es lógico, no constituyen un género infantil, pero eso no quiere decir que los niños/as no puedan disfrutar de ellas. Estar expuesto a todas las formas de cultura es positivo. Nadie objetaría nada porque acudieras con tu hijo/a de diez años a ver una exposición de pintura de Tiziano, de Goya o de El Greco, y estaremos de acuerdo en que ninguno de los tres tenía un estilo o una temática precisamente infantiles, así que no veo ningún problema en que tus hijos/as vean una película de mayores de vez en cuando, sobre todo a partir de cierta edad, de modo que podáis compartir ese momento juntos.

No estoy diciendo que todas las películas sean adecuadas para todas las edades. De hecho, existe el contenido inadecuado: no se me ocurriría sugerir que puedes ver Leaving Las Vegas con tus hijos pequeños como si nada, por ejemplo. Las películas de esta lista están seleccionadas de manera que no contengan material demasiado procaz. No obstante, en todas las comedias románticas, por su propia naturaleza, hay menciones más o menos explícitas a la sexualidad, pero he tenido cuidado de que se mantengan dentro de lo razonable en esta selección.

Probablemente ninguno de los títulos de esta lista es apropiado para los más peques de la casa, no por su contenido, sino porque se aburrirán al no comprender gran parte de las situaciones. En cambio, a partir de los siete u ocho años, y dependiendo del grado de madurez de tus hijos/as, la cosa cambia.

Para orientarte lo mejor posible, en todas las películas te indico la recomendación de edad de la MMPA y te resumo cuál puede ser el contenido más peliagudo que puedes encontrar en ella. El objetivo es que puedas tomar bien informado/a la decisión de ofrecérsela a tus hijos/as o esperar un poco más. Al final, se trata de algo tan sencillo como que ellos puedan disfrutar de estas películas igual que tú lo hiciste en su momento, y que podáis hacerlo juntos.

Todo aclarado, ¿verdad? Entonces, vamos allá con nuestra selección de 10 comedias románticas del cine años 90 para ver en familia.


26. Atrapado en el tiempo

Cine años 90Groundhog Day, Harold Ramis, Estados Unidos, 1993.
Edad: PG

Bill Murray, cuando aún no era un actor respetado y todo el mundo lo conocía como "el payaso ese de Cazafantasmas", protagonizó esta comedia fantástica en la que un tipo ruin y despreciable, hombre del tiempo en un canal de televisión de tercera, está condenado a revivir una y otra vez el mismo día. Y no uno cualquiera, sino el auténtico día de la marmota en Punxsutawney, Pensilvania. Y si has conseguido leer correctamente el nombre de ese lugar, te doy mi más sincera enhorabuena. La maldición no se romperá, como en el caso del príncipe de La bella y la bestia, hasta que sea capaz de cambiar y redimirse, para lo que contará con la inestimable e involuntaria ayuda de Andie MacDowell.

Película generacional, ha dejado para la posteridad un puñado de escenas y frases memorables ("el invierno será frío, será oscuro... y durará el resto de sus vidas"). Además de genuinamente divertida, el guión posee una profundidad filosófica nada despreciable. Una película rodada con clase y sin estridencias, que sabe ponerse divertida, alocada y sensiblera cuando toca y en su justa medida. A algunas personas les aburre la inevitable repetición de algunas escenas, justo la parte de la cinta que les parece más divertida a otros. Para gustos, colores.

¿Cosas a tener en cuenta si tus hijos aún son pequeños? Muy pocas. Bueno, Phil se suicida un montón de veces: se tira por un precipicio, se electrocuta en la bañera, deja que lo atropelle un camión. Incluso se le llega a ver dentro de una bolsa en la morgue. Supongo que eso puede alterar los nervios de algunos peques muy sensibles.


27. Dave, presidente por un día


Cine años 90Dave, Ivan Reitman, Estados Unidos, 1993.

Edad: PG-13

Ivan Reitman, avispado productor y director (Cazafantasmas, Los gemelos golpean dos veces) se lanzaba de vez en cuando a rodar comedias más sofisticadas, como esta fábula en clave política en la que un tipo del montón (el Dave del título, interpretado por Kevin Kline) es obligado por el servicio secreto a suplantar al presidente de los Estados Unidos, con el que tiene un parecido físico notable. Todo sale bien hasta que la esposa del presidente, ni más ni menos que Sigourney Weaver, comienza a notar algo raro porque... ¡su marido se ha vuelto buena persona!

No es la única comedia romántica presidencial del cine años 90, porque en 1995 se estrenó El presidente y Miss Wade, dirigida por Rob Reiner (Cuando Harry encontró a SallyCuenta conmigo) y protagonizada por Michael Douglas y Annette Bening. Sin embargo, aunque la de Reiner es probablemente mejor película en términos absolutos, la de Reitman me parece más apropiada para compartir en familia: es más ingenua, con su malo malísimo y su héroe quijotesco, tiene un humor más blanco y una trama más liviana que te permitirá hablar con tus hijos, si todos lo deseáis, acerca de las zonas más oscuras del sistema político democrático.

En Dave no hay escenas violentas, no hay palabrotas, ningún personaje fuma... Hay un breve momento un poco subido de tono entre el presidente y su secretaria al principio de la cinta, pero nada del otro jueves. Vosotros mismos.


28. Algo para recordar


Cine años 90Sleepless in Seattle, Nora Ephron, Estados Unidos, 1993.

Edad: PG

Tom Hanks y Meg Ryan protagonizaron tres comedias románticas en los años 90: la extrañísima Joe contra el volcán (1990), Tienes un e-mail (1998) y esta Algo para recordar, remake confeso del Tú y yo de Leo McCarey de 1957, que sin duda es la más redonda de las tres. Cuenta la historia de Sam, un arquitecto recién enviudado, que una noche relata su triste historia en un programa de radio. Al instante comienza a recibir cartas de miles de mujeres de todo el país que desean conocerlo. Annie es una de ellas y, aunque está a punto de casarse con su novio de toda la vida, siente el impulso irrefrenable de conocer a Sam antes de hacerlo, aunque los separen varios miles de kilómetros.

Algo para recordar es la definición perfecta del término pastelito, sin ánimo peyorativo: es dulce, agradable al paladar, fácil de digerir y te deja un buen regusto. Apenas contiene sustancias nutritivas, pero no es eso lo que buscamos en un pastelito, ¿verdad? En ese sentido, es la quintaesencia de la comedia romántica, y una excelente muestra del estilo y estética del cine años 90 que ahora resulta imposible encontrar en las carteleras. Detrás de las cámaras y a los mandos del guión está la gran Nora Ephron (Cuando Harry encontró a Sally). Te encontrarás alguna conversación levemente procaz, pero mucho más suave que cualquier cosa que tus hijos/as oyen a diario en la calle o en el cole.


29. Un día inolvidable

Cine años 90
One Fine Day, Michael Hoffman, Estados Unidos, 1996.

Edad: PG

Una película que intenta recuperar conscientemente el aroma de las viejas comedias sobre la guerra de sexos como La costilla de Adán Historias de Filadelfia y que, contra todo pronóstico, lo consigue. Pfeiffer y Clooney interpretan a dos profesionales modernos, dinámicos y divorciados, consagrados a sus trabajos, que tienen bastante abandonados a sus respectivos hijos (ella, un niño; él, una niña). En medio de un estresante día, los cuatro coinciden por casualidad en un taxi y surge el apaño: tú me echas una mano con el niño y yo te la echo luego con la niña. El resto ya te lo puedes imaginar.

Una película perfectamente olvidable (y, de hecho, bastante olvidada) que, sin embargo, merece la pena volver a ver: aunque la trama, como sucede en muchas comedias románticas, donde el happy end es casi obligado, sea previsible, la película está rodada con solvencia y los protagonistas tienen esa cosa inaprensible que suele llamarse química, algo obligatorio para que funcione una película de género. Además, capta muy bien el aroma de una ciudad occidental en los años 90, algo que puede ser interesante compartir con tus hijos/as, y no contiene escenas subidas de tono ni diálogos (demasiado) obscenos.


30. Matrimonio de conveniencia


Cine años 90Green Card, Peter Weir, Estados Unidos, 1990.

Edad: PG-13

El australiano Peter Weir, que volvía al trabajo tras el exitazo de El club de los poetas muertos, cambió por completo de registro en esta comedia donde un francés y una norteamericana que no se conocen de nada se casan para que él pueda conseguir la green card, el permiso de residencia permanente en Estados Unidos, y ella el visto bueno de los propietarios para alquilar un apartamento que solo está disponible para matrimonios. Lo que iba a convertirse en un simple trámite de conveniencia para ambos se complica cuando los funcionarios de inmigración no muerden el anzuelo y deciden investigar más a fondo a la pareja, lo que les obliga a vivir juntos por un tiempo para seguir interpretando la farsa.

Matrimonio de conveniencia no solo es una comedia romántica original en su planteamiento, desarrollo y, hasta cierto punto, desenlace, sino también un excelente ejemplo de película imperecedera, que está rodada en 1990 como podía haberlo estado en 1960 o en 2020. Gérard Depardieu en su desembarco en Hollywood y Andie MacDowell en el punto álgido de su carrera están estupendos. Y el asunto de la inmigración ilegal en Estados Unidos, aunque tratado de forma liviana y sin aristas, sigue estando tristemente a la orden del día en la América trumpiana. Eso sí, el ritmo algo más pausado de lo habitual en el género pueden hacerla aburrida para los niños mas inquietos, pero probablemente podrán disfrutarla a partir de los doce o trece años. Tuvo una calificación PG-13 por cierto lenguaje soez, pero nada, me temo, que tus hijos/as no oigan cada día.


31. Mucho ruido y pocas nueces


Cine años 90Much Ado About Nothing, Kenneth Branagh, Reino Unido, 1993.

Edad: PG-13

Hubo un tiempo en el que Kenneth Branagh no dirigía almibarados remakes de clásicos de Disney ni impersonales películas sobre superhéroes nórdicos. De hecho, muchos lo criticaban en aquella época por dárselas de autor, sobre todo cuando adaptaba a Shakespeare. Aquí explotó de la mejor forma imaginable las posibilidades de esta comedia de enredos amorosos centrada en la estancia de unos cuantos soldados aragoneses en una villa siciliana. La propuesta vuela a tal altura que hasta se nos olvida la impostura de un príncipe ibérico de raza negra (Denzel Washington interpreta, ni más ni menos, que a don Pedro de Aragón).

El reparto ecléctico, el montaje vigoroso y el original desarrollo del argumento heredado directamente del original teatral confieren a esta película un encanto muy particular y único en su especie. Es de esas películas que te deja con una sonrisa en los labios siempre que seas capaz de entrar en el particular ritmo declamatorio de los personajes. Puede representar una excelente aproximación a la dramaturgia clásica para nuestros hijos/as a partir de los once o doce años. La calificación PG-13 es por completo incomprensible.


32. Los padres de ella


Cine años 90Meet the Parents, Jay Roach, Estados Unidos, 2000.

Edad: PG-13

El supertaquillazo del año en los estertores de la década fue esta comedia sobre las complicadas relaciones entre un joven enfermero (Ben Stiller) y su futuro suegro (un Robert DeNiro que te vigila: él siempre vigila). El crimen del joven, por supuesto, es querer casarse con la hija del retorcido suegro. Bueno, eso y quemar el jardín, extraviar al gato, inundar el pozo ciego, romper alguna que otra nariz... Y llamarse Gaylo Follen, claro.

Los padres de ella es una comedia un punto más procaz que el resto de esta lista (aquí la calificación PG-13 está probablemente justificada), pero los chistes más subidos de tono, como el jocoso nombre del protagonista o las referencias a la marihuana, resultan inocuos para los pequeños porque difícilmente los comprenderán. Y, si tus hijos ya son mayores, siempre puedes aprovechar la película para hablar con ellos tranquilamente de esos asuntos. El resto de la función lo conforma una serie de ingeniosos diálogos, situaciones tan incómodas que mueven a la risa y escenas hilarantes basadas en el humor físico y visual.

Una comedia, en fin, muy refrescante con la que echar unas risas en familia (aunque tal vez quieras esconderte bajo el sofá si tus hijos te piden que les expliques alguno de los chistes más groseros) y que conoció dos secuelas de calidad progresivamente inferior.


33. Notting Hill

Cine años 90
Notting Hill, Roger Mitchell, Reino Unido, 1999.

Edad: PG-13

¿Y tú, entre Cuatro bodas y un funeral Notting Hill, con cuál te quedarías? Yo con las dos pero, para no alargar interminablemente la lista, lo he echado a cara o cruz. Al fin y al cabo, ambas fueron las dos comedias románticas inglesas de la década. Que el guionista de las dos fuera la misma persona, Richard Curtis, supongo que no es ninguna casualidad.

La vida de un tranquilo propietario de una librería de barrio en el Notting Hill londinense cambia cuando una superestrella de Hollywood entra en su establecimiento para comprar un libro. Se enamoran, claro, pero no es fácil mantener el romance en secreto cuando la foto de tu pareja en primer plano empapela todas las marquesinas de publicidad de la ciudad. Y todo podría haberse quedado ahí, en una comedia del montón sobre un tipo que mete la pata al dársela de bruces con la celebridad, pero Curtis tiene la inteligencia de llenar la historia con un montón de secundarios extraordinarios que insuflan vida y aliento de autenticidad en esta evidente impostura, distinguiendo a Notting Hill de la comedieta romántica al uso y dándole ese aire de verosimilitud tan propio de la comedia británica. Creo que el adjetivo delicioso se inventó para aplicárselo a esta película, otro PG-13 de la lista por ciertas insinuaciones de índole sexual.


34. Pretty Woman


Cine años 90
Pretty Woman, Garry Marshall, Estados Unidos, 1990.

Edad: R

He dudado mucho acerca de la conveniencia de incluir Pretty Woman en esta lista, pero probablemente estaría incompleta sin ella. En el particular duelo taquillero entre pastelazos que en 1990 enfrentó a Pretty Woman y a Ghost, prefiero sin dudarlo la segunda, pero me temo que no encaja bien en la categoría de comedia romántica.

El problema que tengo con Pretty Woman es que se trata de una versión actualizada de Cenicienta y, si la historia original ya es de por sí de una misoginia galopante, esta actualización donde el príncipe es un yuppie sin escrúpulos y Cenicienta una prostituta de buen corazón no mejora precisamente la situación. Además, en Pretty Woman hay una obscena oda al lujo, al dinero y a la cosificación de la mujer que me resulta muy desagradable. Eso no quita para reconocerle que está rodada e interpretada con incuestionable solvencia (otra cosa es que los personajes te caigan mejor o peor, claro).

¿Significa todo esto que no deberían verla los niños? En absoluto. A partir de cierta edad, probablemente quieras explicar a tus hijos/as que hay mujeres que venden su cuerpo a cambio de dinero y que hay hombres dispuestos a pagar por ello. y que las visión de ambos que muestra esta película es una enorme y endulzada mentira.

La película fue calificada como R (restricted) en Estados Unidos porque, ¿sabes?, la protagonista femenina es una prostituta y se habla de sexo en varias ocasiones, aunque en ningún caso es explícito. Aún así, debes tenerlo en cuenta a la hora de elegir el momento de verla con tus hijos/as, si es que decides hacerlo.


35. Mejor... imposible


Cine años 90As Good As It Gets, James L. Brooks, Estados Unidos, 1997.

Edad: PG-13

Melvin es un escritor misántropo que vive en un lujoso apartamento de Nueva York, aislado del mundo y presa de innumerables fobias. Todos los días come en un restaurante de tres al cuarto porque está secretamente encaprichado con Carol, una camarera. La vida de Melvin subsiste en un precario y aburrido equilibrio hasta que todo se pone patas arriba por un hecho mínimo: tiene que cuidar al perro de su vecino.

Pero ningún resumen del argumento hace justicia a Mejor... imposible, un cóctel perfecto de mala leche y buenos sentimientos. Es como el reverso esquinado de las comedias glamourosas de la época dorada de Hollywood. Tres personajes únicos, originales y magníficamente interpretados, que además transitan por una trama impredecible, todo ello sazonado con frases antológicas y situaciones que oscilan entre lo hilarante y lo grotesco para de pronto, zasca, caer en lo conmovedor cuando menos te lo esperas. En definitiva, una película irrepetible, quizá la mejor comedia americana de toda la década.

¿Apropiada para niños? Pues depende. En Estados Unidos la calificaron R (restricted) por su lenguaje, pero luego se lo pensaron mejor y la dejaron en PG-13. Hay algunas referencias al sexo y algunos chistes de corte homofóbico a costa del vecino homosexual (siempre para mostrar lo odioso que es Melvin). La escena de la paliza a Simon es ciertamente violenta. Poco más. El problema no es que el contenido pueda ser inapropiado para niños, sino que no pillarán los chistes hasta tener cierta madurez. A partir de los doce o trece años, la mayor parte de los peques podrán comenzar a apreciarla como se merece.
* * *

¿Se te ocurre alguna otra comedia romántica del cine años 90 apropiada para ver en familia que se me haya escapado? ¿Quieres compartir tu experiencia con alguna de estas películas? Los comentarios están abiertos y esperándote.
* * *

La serie de artículos sobre "Cine años 90: 100 películas para ver con tus hijos/as" está, en el momento de escribir esto, en construcción. Esta es la lista de capítulos. Iré actualizándola con los enlaces correspondientes conforme vaya publicándose cada entrega:

¿Te ha gustado el artículo?

Para no perderte ninguna de mis publicaciones puedes suscribirte a mi lista de correo. Obtendrás de regalo el ebook 9+1 libros para leer con niños, con montones de trucos e ideas para fomentar el hábito lector en los más pequeños. Por supuesto, podrás darte de baja cuando quieras.

Comentarios