Las mejores películas clásicas años 70 para ver en familia (I): Comedias

mejores-peliculas-clasicas-anos-70


Hoy inauguro oficialmente la serie de artículos sobre mejores películas clásicas de los años 70 para ver en familia. Así que estoy de estreno, aunque sean estrenos de hace cincuenta años.

Que sí, que sí. He dicho CINCUENTA años. Son los que han pasado desde 1970. Haz las cuentas y verás.

Yo soy de la cosecha del 74. Eso significa que, en los 70, era demasiado pequeño como para ir al cine (o como para recordar haber ido). De hecho, la primera película que recuerdo haber visto en pantalla grande fue Superman III, allá por 1983. Por lo tanto, mi contacto mayoritario con el cine de los 70 fue a través de la televisión, primero, y del videoclub, después. Supongo que, más o menos, como el tuyo.

Sin embargo, en los 70 se estrenaron algunas de las películas más importantes de nuestro imaginario colectivo: Star Wars, Superman, El coloso en llamas o Encuentros en la tercera fase son cien por cien setenteras.

En esta serie de artículos voy a recuperar para ti ochenta de las mejores películas clásicas de los años 70 aptas para ver en familia, para que puedas recuperar junto a tus hijos/as, sobrinos/as o nietos/as la sensación impagable de ver por primera vez Rocky, El dormilón, El diablo sobre ruedas o las aventuras primigenias de Luke Skywalker.

Al hacer la selección, he pensado en niños/as de todas las edades, desde los más pequeños hasta adolescentes o preadolescentes a los que les vayan las emociones fuertes. En cada película te indico la recomendación de edad de la MMPA y te comento los aspectos más peliagudos que puede plantear su visionado con niños.

Para ti, muchas de estas películas pueden resultar antológicas, pero te hago notar una cosa importante: para los niños y niñas de hoy en día, parecerán auténticas piezas de museo. Piensa que, a los ojos de un niño o niña nacido en 2010, por ejemplo, una película tan reciente como Matrix ya es una antigualla. El cine de los 70 les queda muy, muy lejos, exactamente tan lejos como a ti te puede quedar el de los años 30, por lo que su acercamiento al mismo debe ser progresivo para no provocar rechazo en lugar de admiración.

Aclarado esto, vamos a iniciar este recorrido por las películas de nuestra infancia y juventud recuperando diecisiete comedias de los años 70, y en artículos posteriores recorreremos otros géneros, como la ciencia ficción, el policíaco o el inefable cine de catástrofes tan característico de aquella década. Te aseguro que no podrás acabar sin bucear en tu videoteca en busca de ese título que hace tanto tiempo que no ves o del que ni siquiera habías oído hablar hasta hoy.

Siguiente capítulo:
Las 80 mejores películas clásicas de los años 70, parte II: Cine de acción y aventuras >>

    Quizá también te interese:


    1. Bananas

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    Bananas, Woody Allen, EEUU, 1971.
    Edad: PG-13 (recalificada recientemente)

    La tercera película de Woody Allen es probablemente la más conocida de su primera etapa como director. Se trata, más que de una película, de una enloquecida sucesión de gags. Relata (es un decir) la historia de un tipejo torpe y tímido (interpretado por Allen, por supuesto) que, abandonado por su novia, decide irse de vacaciones a un imaginario país centroamericano, donde una guerrilla popular liderada por un chiflado está a punto de tomar el poder.

    A ratos sátira política y a ratos comedia del absurdo, Bananas encantará a los niños un poco mayorcitos que disfruten del sentido del humor surrealista. Ya se sabe: Woody Allen nunca ha sido del gusto de todos los públicos.

    Por el camino encontrarás, como en todas las películas de esa época de Allen, varias referencias de índole sexual (nunca explícitas) y algún chiste pasado de rosca que hoy se consideraría delito. Nada que no puedas solventar charlando con tu hijo/a acerca de cómo cada obra y cada autor son hijos de su época y no pueden hacer nada por evitarlo.

    2. Los caballeros de la mesa cuadrada

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    Monty Python and the Holy Grail, Terry Jones y Terry Gilliam, Reino Unido, 1975.
    Edad: PG

    ¿Qué podían hacer los míticos Monty Python con las leyendas artúricas? Pues una película como esta: irreverente, absurda y desternillante. La excusa, a saber, que el rey Arturo tiene que ir con sus colegas a buscar el Santo Grial, es solo eso, una excusa, para hilvanar una serie de gags que oscilan entre lo antológico y lo cansino, porque de todo hay.

    Los caballeros..., vista hoy en día, tiene un problema: como en casi todo el cine de los Python, la narración es caótica, los medios técnicos penosos y el humor resultará incomprensible para muchos espectadores. Ahora que lo pienso, son tres problemas, no uno. A lo que habría que agregar que los Python pierden muchísimo cuando se ven en versión doblada.

    Por fortuna, la genialidad de estos tipos es de tal calibre que se sobrepone a todas esas minucias. Algunos chistes procaces que hoy en día serían perseguidos por la justicia no deberían bastar para impedir a tus hijos, si ya tienen cierta edad y saludable espíritu friki, conocieran esta pequeña maravilla del humor absurdo.

    3. El cielo puede esperar

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    Heaven Can Wait, Warren Beatty y Buck Henry, EEUU, 1978.
    Edad: PG

    No sé si esta es una de las mejores películas clásicas de los años 70, pero sin duda es un ejemplo paradigmático del cine "para todos los públicos" que se hacía entonces. Comedia almibarada cien por cien setentera, con sus pantalones de pata de elefante, sus cuellos de camisa kilométricos y sus peinados imposibles, relata la historia de un jugador de fútbol americano (Warren Beatty) que, por un error burocrático en el más allá, acaba enviado al cielo cuando no le correspondían morir aún. Cuando se descubre el pastel y tratan de devolverlo a su cuerpo, resulta que este ya ha sido incinerado, de modo que debe ocupar el cuerpo de un millonario que acaba de ser asesinado.

    El cielo puede esperar es una película blanca y no apta para diabéticos (a pesar de hablar de la muerte). Fue un remake de otra comedia, aún más olvidada, rodada en los años 40. Y tiene un problema que es, a su vez, su mayor encanto: los años le pesan de tal forma que, vista hoy, parece una marcianada. De modo que aléjate de ella todo lo posible si buscas una obra imperecedera. Su regusto añejo será, sin embargo, un valor añadido inestimable para los demás.


    4. Don erre que erre

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    Don erre que erre, José Luis Sáinz de Heredia, España, 1970.
    Edad: No recomendada para menores de 12 años*

    De entre las numerosas comedias protagonizadas en los años 60 y 70 por el grandísimo actor Paco Martínez Soria, esta es de las más significativas y disfrutables en familia. Película amable y sin pretensiones, rodada con cuatro duros y con unos medios técnicos limitadísimos, como era norma en esa época y en ese país, consigue un par de proezas nada desdeñables. A saber: mantenernos una hora y media en el sillón con media sonrisa en la boca y traernos de regreso un impagable retrato costumbrista de la España de principios de los 70.

    El argumento, además, tiene su aquel y despierta inevitablemente las simpatías de la mayoría de los espectadores: un señor bajito y entrado en años, testarudo de nacimiento, entra en un delirante litigio con una entidad bancaria a cuenta de una cantidad irrisoria de dinero. El señor, claro está, acaba saliéndose con la suya ante la satisfacción del respetable, porque, ¿a quién no le gustaría darle un cachete al banco donde más le duele?

    Por el camino, te encontrarás un montón de chistes de lo más ingenuo, un puñado de actores enormes defendiendo sus papeles con el oficio habitual y, para ser justos, un poco de olor a rancio en el ambiente. Pero es que Don erre que erre no puede evitar se hija de su época. Una ocasión estupenda, por cierto, para mostrarles a tus hijo cómo era el mundo hace solo medio siglo.

    * Calificación del ICAA para la edición en vídeo de 2015. Esta película nunca se ha estrenado fuera de España, por lo que carece de calificación de la MPAA.

    5. El dormilón

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    Sleeper, Woody Allen, EEUU, 1973.
    Edad: PG-13

    De todas las comedias de la primera etapa como realizador de Woody Allen, esta, junto con Bananas, es de las más recordadas. La historia del clarinetista neurótico (¿podía ser de otra forma?) que permanece hibernado 200 años y despierta los Estados Unidos del siglo XXII convertidos en un delirante estado policial es, probablemente, una de las mejores comedias de todos los tiempos, no solo de los años 70, y ha envejecido asombrosamente bien (si exceptuamos su diseño de producción, claro).

    El dormilón tiene un ritmo que todavía hoy resulta apabullante, con unos personajes que ejercitan la verborrea ingeniosa tan típica del cine de Woody Allen a toda velocidad, y además contiene un buen puñado de ideas irreverentes que todavía hoy sorprenden por su osadía ("Creo que hay una inteligencia en el universo, excepto en ciertas partes de Estados Unidos"). A los niños/as, si les gusta el humor alocado, les suele encantar, y los mayores, aunque la hayan visto mil veces, pueden jugar a identificar las innumerables referencias a los clásicos del humor: los hermanos Marx, Buster Keaton, Laurel & Hardy, Chaplin o Jacques Tati.

    Ah, y El dormilón fue la primera colaboración entre Woody Allen y Diane Keaton. Historia del cine en directo. ¿Qué más se puede pedir?

    Por supuesto, en El dormilón encontrarás los chascarrillos sobre el sexo típicos del primer cine de Allen, como el mítico orgasmatrón, esa máquina que en el futuro ha sustituido a las relaciones íntimas. También aparecen unas misteriosas esferas cuyo contacto provoca una reacción sospechosamente parecida al consumo de marihuana. Y muchos personajes fuman sin parar (en el siglo XXII se han descubierto los efectos beneficiosos del tabaco). Nada, en todo caso, demasiado fuerte para los niños de hoy en día si ya son lo bastante mayores como para disfrutar de este tipo de cine.

    6. Grease

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    Grease, Randal Kleiser, EEUU, 1978.
    Edad: PG

    Es cursi, kitsch, amorfa y plana como el encefalograma de un zombi. También es divertida, atemporal, despendolada e irresistible. Grease, el musical de los 70 ambientado en los 50, se las apaña para ser todas esas cosas a la vez.

    Danny y Sandy, dos jovencitos sanos y rubicundos, han vivido un inolvidable romance de verano con puestas de sol en technicolor y, ahora que septiembre se les echa encima, coinciden por accidente en el instituto. Pero la sorpresa es mayúscula, porque Danny no es el joven encantador que Sandy había conocido, sino un macarra vocacional con tupé y complejo de Peter Pan.

    Líos de faltas dignos de telenovela, secundarios divertidos, homenaje-parodia del cine juvenil de los cincuenta y sesenta y, sobre todo, musical inolvidable gracias a las pegadizas canciones de Jim Jacobs y Warren Casey y a las coreografías de Patricia Birch. Grease gustará a las generaciones más jóvenes tanto como a las de los ochenta y noventa, porque Grease nunca pasa de moda.

    A pesar de su calificación PG, Grease contiene algunas referencias de índole sexual que podrían incomodar a algunas familias (parejas de jovenzuelos haciendo sus cosas en el asiento de atrás de un coche, por ejemplo, aunque en ningún momento de forma explícita). También alguna canción subidilla de tono. Hay un personaje que sospecha de un embarazo no deseado. Asimismo, varios personajes principales fuman y beben a lo largo del metraje, como sucede en casi todas las películas de la época. Nada demasiado fuerte, en cualquier caso, pero avisado quedas.

    7. Un loco anda suelto

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    The Jerk, Carl Reiner, EEUU, 1979.
    Edad: R

    Si tus hijos/as han visto comedias de los 80, seguro que les suena la cara de Steve Martin. Lo que probablemente no saben (y quizá tú tampoco) es que este semidesconocido (en España) largometraje fue el primero que protagonizó a finales de los setenta. Y también lo escribió, por cierto, porque Martin empezó su carrera como guionista de comedia y no como actor.

    La historia es una especie de Forrest Gump en versión setentera e intrascendente: un joven tan ingenuo que ralla la estulticia se deja mangonear por todo el mundo y se mete en mil líos absurdos hasta que un invento suyo lo hace millonario. Acto seguido, continúa dejándose mangonear por todo el mundo y metiéndose en otros mil líos absurdos.

    Teniendo en cuenta esta premisa, no vas a encontrar en Un loco anda suelto alta comedia al estilo Billy Wilder, sino, más o menos, esto: una colección de situaciones estrambóticas hilvanadas una tras otra, algo de crítica a la sociedad occidental de su época y una desopilante escena de sexo durante la pérdida de virginidad del protagonista. Nada demasiado fuerte, pero que le valió la calificación R (Restricted) en Estados Unidos. En España, en cambio, se consideró Apta para todos los públicos. Quizá no resulte un problema para ti o tus hijos pero, por si acaso, te recomiendo que la veas tú antes de proyectarla en casa.

    8. Un mundo de fantasía

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    Willy Wonka & The Chocolat Factory, Mel Sutart, EEUU, 1971.
    Edad: G

    Treinta y tantos años antes de que Tim Burton dirigiera la imposible adaptación de Charlie y la fábrica de chocolate, la conocidísima novela infantil de Roald Dahl, la Paramount ya intentó hacer lo mismo en esta película musical firmada por el semidesconocido director y productor Mel Stuart.

    La historia, supongo, ya sabes cuál es: el excéntrico Willy Wonka (interpretado por un tronadísimo Gene Wilder), dueño de la fábrica de chocolate más alucinante del mundo, reparte al azar cinco billetes dorados para que cinco niños puedan visitar su fábrica. Uno de ellos es Charlie, tan ingenuo, bueno y pobre que da un poco de repelús, y los otros son cuatro engendros insoportables que recibirán sus respectivos y asombrosamente crueles castigos conforme avance la trama.

    Porque no te debe engañar la calificación G (para todos los públicos): las obras de Roald Dahl son casi siempre demasiado retorcidas como para considerarse simplemente infantiles, y en la película hay algunas escenas (como la del recorrido del barco por los túneles) que pueden poner los pelos de punta a más de un adolescente... o hacerle partirse de risa, todo hay que decirlo. Y es que los años han pasado como una apisonadora sobre esta extravagante película, que vista ahora tiene todo el encanto, más o menos, de los anuncios de Mirinda.

    9. Los picarones

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    The Bad News Bears, Michael Ritchie, EEUU, 1976.
    Edad: PG

    Los picarones es una comedia dirigida en 1976 por Michael Ritchie, un tipo que tuvo bastante éxito en el género durante los años 80 (Fletch el camaleón, El chico de oro). Semiolvidada en la actualidad, en su momento tuvo tanto éxito que se produjeron varias secuelas e incluso una serie de televisión.

    Pertenece a un subgénero típicamente estadounidense, el del equipo-deportivo-que-siempre-pierde-hasta-que-un-entrenador-venido-a-menos-empieza-a-confiar-en-él. Por si fuera poco, el deporte en cuestión es el béisbol. Mas yankee imposible. Sin embargo, esta película tiene algo especial que la hace merecedora de un rescate del baúl de los viejos DVDs: cuenta con el gran Walter Matthau en el papel de ex-jugador de béisbol envejecido y alcoholizado, de Tatum O'Neal recién salida de Luna de papel y de un jovencísimo Jackie Earle Haley (Watchmen), hoy convertido en actor de culto, en el papel de macarra.

    Bueno, un poco macarras son todos, porque uno de los mayores atractivos de la película (o uno de sus mayores inconvenientes: eso mejor lo decides tú) es el comportamiento de los protagonistas: quien no bebe como un cosaco fuma como un carretero o dice tacos hasta la extenuación. Incluidos los niños protagonistas. O especialmente los niños. Una comedia "familiar", en fin, típicamente setentera y que en la actualidad acabaría en el juzgado de primera instancia.

    10. Primera plana

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    The Front Page, Billy Wilder, EEUU, 1974.
    Edad: PG

    Y hablando de Walter Matthau, aquí lo tenemos en esta memorable comedia escrita y dirigida ni más ni menos que por Billy Wilder. Matthau es el retorcido director de un periódico que quiere sacar tajada de una inminente ejecución para vender más ejemplares y, de paso, impedir con sus trucos maquiavélicos la boda de uno de sus periodistas, interpretado por Jack Lemmon, que quiere abandonar el periódico tras contraer matrimonio.

    Primera plana no solo es una de las mejores películas clásicas de los 70, sino que está considerada una de las mejores películas de Billy Wilder, lo que es decir mucho. Tiene un reparto impresionante, un guión cuidado al detalle con momentos divertidísimos (y otros no tanto), una retranca considerable y una puesta en escena conscientemente anticuada, con continuas referencias al cine mudo. Esto, y su ambientación en los años 20, puede echar para atrás a algunos espectadores más jóvenes.

    Fue recibida con frialdad, casi con desdén, en su momento, quizá debido a su sabor anacrónico, aunque el tiempo la ha puesto en su lugar. Si a tus hijos/as les gusta, será una excusa estupenda para rescatar otras versiones de la misma obra teatral en la que se basa, como Interferencias, protagonizada en 1988 por Kathleen Turner, Christopher Reeve y Burt Reynolds, o la desternillante Luna nueva, una de las mejores comedias de todos los tiempos, dirigida en 1940 por Howard Hawks con Cary Grant y Rosalind Russell en los papeles principales.

    11. El profe

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    El profe, Miguel M. Delgado, México, 1971.
    Edad: Todos los públicos*

    Tampoco podía faltar en esta lista una película del gran Mario Moreno Cantinflas, un actor (además de productor y guionista) que lo fue todo en el cine mexicano durante décadas. Aunque en los 70 ya habían quedado atrás los mejores tiempos de su larguísima carrera, se asoció de nuevo con el director Miguel M. Delgado para rodar, con medios técnicos escasos y una realización tan plana como eficaz, una de esas comedias amables e imperecederas que solo Cantinflas podía protagonizar.

    En esta ocasión, nuestro hombre interpreta a un maestro de escuela que llega a un pueblecito recóndito donde el cacique de turno tiene acogotado a todo el mundo y pretende impedir que los niños y niñas reciban educación alguna, para poder así seguir acogotándolos en el futuro. Y allá va nuestro pequeño e ingenuo héroe, tan solo armado con sus buenas intenciones y su verborrea chispeante, a enfrentarse al malvado y a ganarse el corazoncito de todos los demás.

    El profe es una película familiar que se ve, todavía hoy, con gusto, a pesar de que los años se le notan en todas las costuras. O quizá gracias a ello. Para tus hijos e hijas, la proyección de una película como esta, tan populares hace cincuenta años, puede representar una lección impagable de historia. Además, su discurso sobre la educación y la labor del profesorado sigue siendo asombrosamente actual y puede dar lugar a un interesante debate en casa.

    * Calificación del ICAA para la edición en vídeo de 2007. Esta película nunca se ha estrenado en EEUU, por lo que carece de calificación de la MPAA.

    12. ¿Qué me pasa, doctor?

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    What's Up, Doc?, Peter Bogdanovich, EEUU, 1972.
    Edad: G

    Peter Bogdanovich nos dejó a lo largo de la década algunas de las mejores películas clásicas de los 70, como Luna de papel, La última película o ¿Qué me pasa, doctor? Esta última es una comedia romántica enloquecida, absurda a veces, que cuenta como un tímido y despistado musicólogo (Ryan O'Neal) viaja con su novia a San Francisco por motivos profesionales y se topa con una chiflada (Barbra Streisand) que parece empeñada en amargarle la vida y que hoy en día sería detenida por acoso en menos de veinticuatro horas.

    La cosa se complica porque, al mismo tiempo, se produce un robo de joyas y un agente gubernamental llega a la ciudad con un maletín cargado de documentos secretos valiosísimos. Por supuesto, el ladrón oculta las joyas en un maletín idéntico al del agente del gobierno, y ambos son calcados al maletín de trabajo de nuestro protagonista.

    Con el enredo cocinado y servido en su punto justo, solo queda repachingarse bien en el sofá y disfrutar de esta comedia atemporal para todos los públicos, con momentos verdaderamente descacharrantes, persecuciones, equívocos, porrazos y referencias evidentes a las comedias clásicas de George Cuckor o Howard Hawks. Una auténtica joya para toda la familia.

    13. El regreso de la pantera rosa

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    The Return of the Pink Panther, Blake Edwards, Reino Unido, 1975.
    Edad: G

    Más de una década después de la última película protagonizada por el inspector Clouseau, Blake Edwards volvió a escribir y dirigir la tercera entrega de la saga (luego vendrían seis más, de popularidad progresivamente menor). El episodio, que se puede ver de forma independiente, repite los esquemas de sus predecesoras: algo de intriga de guante blanco, engaños, malentendidos y, en el centro de todo, el personaje del torpe, ingenuo e invencible inspector Clouseau, terror de los criminales... y de la policía.

    La trama, por llamarla de algún modo, es más o menos esta: el diamante más valioso del mundo, la Pantera Rosa, ha sido robado (¡otra vez!), y en el lugar del crimen solo se encuentra una pista: un guante blanco, firma inequívoca de un ladrón retirado conocido como El fantasma.

    El argumento, sin embargo, es lo de menos. El regreso de la pantera rosa es una comedia episódica (y, por ello, irregular), donde lo verdaderamente importante es el gag basado en la siguiente tontería protagonizada por Clouseau. En ese sentido, está considerado como uno de los títulos más divertidos de la saga. Además, la realización se beneficia del oficio indiscutible de Blake Edwards, cuenta con música de Henry Mancini y, por supuesto, con la interpretación protagonista del gran Peter Sellers, el mejor Clouseau que nunca haya existido. Se trata, en fin, de una comedia instrascendente y divertidísima (aviso: se toma su tiempo en arrancar) con la que os podéis echar unas buenas risas en familia.

    14. Los suegros

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    The In-Laws, Arthur Hiller, EEUU, 1979.
    Edad: PG

    El cartel promocional de esta olvidada comedia estadounidense de los años 70 lo dice todo, ¿no te parece? Un fotomontaje cutre donde aparecen Peter Falk y Alan Arkin hechos dos pipiolos y vestidos como Pedro Macía a la hora del Telediario, con una gallina a punto de aterrizar sobre el teniente Colombo.

    Arthur Hiller, un tipo que, tras el éxito estratosférico de Love Story, se especializó en comedias condenadas a acabar en el baúl de los trastos inútiles (Anatomía de un hospital, El expreso de Chicago o No me chilles que no te veo), dirigió a estos dos memorables secundarios en una comedia alocada, precursora directa de las buddy movies de los 80. La fórmula es siempre la misma: dos personajes completamente dispares metidos sin comerlo ni beberlo en un enredo de corte policíaco que les viene grande.

    En esta ocasión, Alan Arkin interpreta a un tranquilo dentista y Peter Falk a un resuelto agente de la CIA. Ambos viajan juntos a Honduras para asistir a la boda de la hija del primero con el hijo del segundo. Por el camino, el agente de la CIA arrastrará al dentista a una serie de peligrosas aventuras contra el dictador de turno. El resultado es una película entretenidísima y cien por cien setentera, magníficamente interpretada, sólidamente dirigida y que, si bien no provoca grandes carcajadas, sí que mantiene el interés en todo momento.

    Puedes verla sin ningún problema con tus hijos, siempre que no os moleste que los personajes beban y fumen con frecuencia (estamos en los 70, ¿recuerdas?), digan algunas palabrotas e intercambien unos cuantos disparos de fogueo.

    15. La última locura

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    Silent Movie, Mel Brooks, EEUU, 1976.
    Edad: PG

    Los años 70 fueron la década de Mel Brooks: en esos años estrenó Sillas de montar calientes (1973), El jovencito Frankenstein (1974) o Máxima ansiedad (1977), todas ellas parodias, respectivamente, del western, del cine de terror y de las películas de espías. Pero, sin duda, la parodia más extravagante de la carrera de Mel Brooks es La última locura, donde propuso su particular homenaje al cine mudo.

    Relata la historia de un productor de cine desesperado que, para salvar su productora, tiene la descabellada idea de rodar una película muda a la antigua usanza. Se da la metalingüística circunstancia de que, en efecto, La última locura es una película muda. Se pronuncia una única palabra a lo largo de su hora y media de duración, y sale de la boca... ¡de un mimo!

    Para muchos, La última locura es la mejor película de Mel Brooks. Para otros, es un truño aburridísimo. Sea como sea, no se le puede negar su originalidad, ni que Brooks es capaz de capturar el espíritu del cine de principios del siglo XX, ni que su película contiene un puñado de gags divertidísimos y un montón de cameos de actores y actrices que aceptaron interpretarse desenfadadamente a sí mismos como Paul Newman, Anne Bancroft o Burt Reynolds.

    Ahora bien, como buena hija de su tiempo y de la mente calenturienta de Mel Brooks, La última locura contiene varios chistes de índole sexual, algunos de los cuales resultan, vistos hoy en día, abiertamente machistas y/u homófobos. Esto, más que una razón para no verla, es una excusa perfecta para mostrar a tus hijos/as cómo los valores sociales evolucionan más deprisa de lo que a menudo nos parece.

    16. La última noche de Boris Grushenko

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    Love and Death, Woody Allen, EEUU, 1975.
    Edad: PG

    "Tolstoi conoce a los hermanos Marx", encabezaba su reseña un crítico de cine, lo cual me parece un resumen de lo más acertado de esta enloquecida película escrita y dirigida (sí, otra vez, y ya es la tercera que se nos cuela en esta lista de las mejores películas clásicas de los 70) por Woody Allen.

    En la rusia zarista, un campesino neurótico obsesionado con la muerte (Allen, por supuesto) es obligado a alistarse en el ejército y, por pura casualidad, acaba convertido en héroe de guerra y encabezando un complot para matar a Napoleón. Ese es el argumento de La última noche... , y en la pantalla resulta tan absurdo como parece. Pero hay mucho más en esta película.

    La última noche... es, probablemente, la obra más redonda de la primera etapa de Woody Allen (antes de ponerse transcendente), una sátira desvergonzada de todo y de todos. Además, está montada con un ritmo apabullante que nunca decae. Una auténtica delicia si en casa os gusta el tipo de humor que solía practicar el cineasta neoyorkino cuando aún era un jovenzuelo irreverente, plagada de diálogos mordaces (que a los más pequeños se les escaparán), homenajes cinéfilos y gags visuales.

    Hoy en día probablemente recibiría una calificación PG-13 (no PG), debido a los diálogos de naturaleza sexual. Ya sabes, esos típicos de Woody Allen como: "Has sido el mejor amante que he tenido. / Será porque practico mucho cuando estoy solo". Si este tipo de humor representa un problema para ti o tus hijos, lo mejor será que os mantengáis alejados de esta película. En cualquier otro caso, ya estáis tardando a buscarla en vuestro servicio de streaming preferido.

    17. La vida de Brian

    mejores-peliculas-clasicas-anos-70

    Monty Python's Life of Brian, Terry Jones, Reino Unido, 1979.
    Edad: R

    Hablando de comedias irreverentes, aquí está la campeona en su categoría. Menudo revuelo se armó en su estreno. Se prohibió en varios países, como Irlanda o Noruega, y en el resto se exhibió con mucha cautela y después de encendidos debates que, claro está, solo incrementaron su popularidad. En España, por ejemplo, se estrenó de tapadillo y en versión original subtitulada. El éxito fue apabullante.

    ¿Realmente es para tanto? La verdad es que sí. Como decía el director, Terry Jones, "no hubo ningún momento en que decidiéramos no hacer algo que pudiera parecer blasfemo". El relato de la vida de Brian traza unos paralelismos tan evidentes con la de Jesucristo, y la burla del mesianismo es tan descarnada, que todavía hoy sigue ofendiendo a muchas personas religiosas. Pero la burla no se queda en eso: los Monty Python tienen estopa para todo el mundo, incluyéndose a sí mismos.

    La vida de Brian es un hito del humor que cualquier amante del cine debe ver (en versión original, si puede ser) salvo que su sensibilidad religiosa se lo impida, en cuyo caso le compadezco. Contiene algunas de las escenas más hilarantes que jamás se han rodado. Tantas, que enumerarlas aquí sería imposible. Su ritmo es constante, sus diálogos antológicos y su humor, entre corrosivo y surrealista, no da tregua en ningún momento. Y el final es inolvidable. Poco más se puede añadir. Técnicamente hablando, ha envejecido una barbaridad, pero tiene tanta fuerza que ese detalle resulta por completo irrelevante.

    Eso sí, tus hijos/as solo pillarán la mayoría de los chistes si ya tienen cierta madurez. También te recuerdo que hay un par de breves escenas con desnudos integrales, uno masculino y otro femenino, y algunas referencias de tipo sexual. Poca cosa comparado con el nivel de los mamporros sacrílegos que reparte a diestro y siniestro.

    Siguiente capítulo:
    Las 80 mejores películas clásicas de los años 70, parte II: Cine de acción y aventuras >>



      La serie de artículos sobre las mejores películas clásicas de los años 70 aptas para ver en familia consta de estos ocho capítulos y un total de ochenta películas. Haz clic en los links si quieres echar un vistazo a alguna otra selección:
      • Comedias (artículo actual)
      • Acción y aventuras
      • Cine de catástrofes
      • Ciencia ficción (en preparación)
      • Dramas y comedias dramáticas (en preparación)
      • Policíacos (en preparación)
      • Cine de terror (en preparación)
      • Westerns (en preparación)


        * * *

        ¿Añadirías o quitarías películas de esta lista de las mejores películas clásicas de los años 70 para ver en familia? ¿Quieres compartir tu experiencia con alguna de estas películas? Cuéntanoslo en los comentarios.

        Comentarios

        1. Los caraduras, Somokey and the bandit, Hal Needham, USA, 1977 PG:+13

          ResponderEliminar
          Respuestas
          1. ¡Claro, Los caraduras! Una de esas de persecuciones y accidentes de coches, algo también muy setentero. Madre mía, hace siglos que la vi y apenas recuerdo nada. Corro a buscarla en cuanto pueda. ¡Muchas gracias por el aporte!

            Eliminar

        Publicar un comentario