Trucos y tratos para que los niños puedan ver Stranger Things Temporada 1

Stranger Things temporada 1
¿"Stranger Things Temporada 1" es una serie para niños? ¿Qué te parece? O, dicho de otra forma: ¿a partir de qué edad pueden ver tus hijos "Stranger Things"?

Si te gusta compartir momentos especiales con tus hijos y te gusta el buen cine (o la buena televisión: ya no hay gran diferencia), es lógico que quieras vivir con ellos las aventuras de Mike, Dustin, Eleven y el resto de la pandilla. Los cinéfilos, o seriéfilos, somos así: nos gusta que todo el mundo disfrute tanto como disfrutamos nosotros.

Pero Stranger Things tiene escenas peliagudas y debes sopesar bien el momento. Hacerlo demasiado pronto, o hacerlo mal, puede que no sea muy buena idea. Vamos a hablar de ello en este artículo.


Quizá también te interese:

Stranger Things temporada 1

Stranger Things para niños... ¿a partir de qué edad?


Este artículo trata sobre la primera temporada de "Stranger Things". Para temporadas posteriores, puedes remitirte a otras fuentes, como IMDB o commonsensepedia.

La respuesta oficial es clara: "Stranger Things Temporada 1" es un TV-14 en Estados Unidos. Eso significa que se recomienda a los padres de niños menores de 14 años que supervisen el visionado del programa. Se supone que los mayores de esa edad están capacitados para verlo solos. Los programas con esta calificación pueden contener lenguaje explícito, situaciones sexuales de cierta intensidad y violencia.

En Estados Unidos se toman muy en serio este tipo de calificaciones (hasta extremos, a veces, un poco paranoicos), así que es una buena medida del tono general de la serie. Pero, ¿de verdad es para tanto? ¿Debes esperar hasta los 14 años para que tus hijos vean "Stranger Things Temporada 1"?

Yo creo que no, con algunas objeciones que más abajo te comento. Antes, un aviso: lo que sigue solo son recomendaciones generales que no pueden aplicarse a todos los niños. Tú eres el que mejor conoce los gustos, intereses y motivaciones, así como el grado de madurez, de tus hijos. A ti (y a tu sentido común) te corresponde tomar la decisión sobre lo que pueden o no pueden ver. Cada persona es un mundo, y creo que, además de una edad inapropiada para ver "Stranger Things", también hay una personalidad inapropiada para ello. Es decir, no es una serie para cualquier persona, independientemente de su edad.

Aclarado esto, creo que, con algunas precauciones, puedes ver "Stranger Things" con tus hijos mucho antes de los 14 años. ¿Qué precauciones son esas? Enseguida te lo cuento.

Stranger Things temporada 1
Lucas, Dustin, Mike y Eleven están flipando porque no dejas que tu hijo/a de diez años vea la serie.

Razones por las que los niños querrían ver Stranger Things


¿Stranger Things para niños?, dirán algunos levantando las cejas. ¿Por qué iban a querer los niños ver algo así, teniendo "La patrulla canina" o el último éxito de Disney? Básicamente, por la misma razón por la que tú querías ver "Poltergeist" o "Los goonies" aunque aún no hubieras cumplido la edad recomendada. Tal vez te apetezca bucear un poco en tu memoria antes de continuar leyendo.

Y si quieres más razones, llevo unas cuantas en el bolsillo:

  • Porque es una obra audiovisual moderna de gran importancia, y es beneficioso para los niños estar en contacto con todas las formas de arte.

  • Porque los protagonistas son un grupo de niños valientes, que superan todas las dificultades por iniciativa propia, se enfrentan al peligro con valor y salen de la aventura victoriosos y más seguros de sí mismos.

  • Porque las tramas subrayan la importancia de la familia, la amistad y el trabajo en equipo.

  • Porque supone un ejemplo de lucha contra el acoso escolar.

  • Porque destierra la misoginia inherente en casi todas las películas de los años 80: tiene personajes femeninos fuertes, que toman sus propias decisiones, incluyendo una heroína infantil que se erige en protagonista absoluta.

  • Porque presenta a una super-madre capaz de ir (literalmente) al infierno para rescatar a su hijo.

  • Porque retrata muy bien cómo era un mundo que ya no existe (la sociedad occidental de los años 80) y tus hijos podrán conocer ese mundo de primera mano.

  • Porque la pervivencia en el tiempo de las series de televisión es mucho más corta que la de las películas. ¿Vas a esperar varios años para ver con tus hijos Stranger Things, cuando ya se hayan acumulado cincuenta o sesenta episodios? ¿No crees que dentro de unos años veréis las series que estén en el candelero en ese momento? Puede que para Stranger Things Temporada 1 sea ahora o nunca.

  • Y, por supuesto, porque quieren experimentar de niños lo mismo que tú experimentaste al ver "Poltergeist", "Los goonies", "ET" o "En los límites de la realidad".
Stranger Things temporada 1
"Poltergeist" y "E.T.", dos referencias obligadas a la hora de hablar de Stranger Things. Y es que, en los 80, siempre andaba Spielberg por medio.

Precauciones básicas


Primero, a tu hijo o hija le tienen que gustar las historias oscuras. En "Stranger Things Temporada 1" no hay grandes dosis de sangre o violencia, pero sí un ambiente inquietante muy acusado. No es apropiado para gente demasiado impresionable, sea cual sea su edad.

Segundo, debes acompañar a tus hijos en todo momento durante el visionado. Será una aventura fascinante si la vivís en compañía, pero puede resultar demasiado perturbadora para ellos solos, y ahí deberías estar tú para evitarlo.

Tercero, habla con ellos antes después de la proyección. Antes, para advertirles de lo que van a ver. Sin asustar, solo explicando. Por ejemplo: "En este episodio se ve al demogorgon salir de la pared. Ya sabéis que es un actor disfrazado de planta carnívora". Después, es buena idea seguir hablando de ello para quitarle hierro al asunto. Por ejemplo, puedes tener localizado algún documental sobre cómo se hicieron los efectos especiales del demogorgon en el que se vea al esforzado actor embutirse en su traje de látex, a los técnicos de FX añadiendo las capas digitales y, en fin, a los cineastas creando la magia (porque así es, queridos niños y niñas: lo que hacen los creadores a partir de la nada es la verdadera magia).

Y cuarto, debes ver los episodios tú antes de proyectarlos a tus hijos, y filtrar los contenidos que creas inapropiados para la edad o el carácter de tus hijos. Más adelante te detallamos qué contenidos pueden ser esos.

Pero no pretendo engañarte: a pesar de todas estas precauciones, algunos niños (¡y adultos!) se impresionarán fuertemente. ¿Es eso malo? No estoy seguro. Creo que tendemos a sobreproteger a los niños en algunos aspectos y a infraprotegerlos en otros. Les obligamos a dormir en su habitación desde muy corta edad pero luego no queremos hablar de la muerte de un familiar en su presencia para no perturbar su inocencia infantil. No me parece tan grave que los niños se asusten, dentro de un orden y con sentido común. El miedo es una emoción humana, y el miedo controlado en la pantalla de la televisión puede llegar a ser una experiencia profundamente emotiva.

Por último, puede que "Stranger Things" no sea el tipo de serie que deban ver tus hijos, ni ahora ni en el futuro, por mucho que a ti te guste. No pasa nada. Sé realista en relación a tus hijos. Tu lealtad está con ellos y no con tus espectativas. Luego, actúa en consecuencia.

Stranger Things temporada 1
Eleven, a punto de estrujarte el cúbito y el radio por empeñarte en ponerle "Stranger Things" a tu hijo, al que solo le interesa Pocoyó.

Los detalles. ¿Qué vas a encontrar en cada episodio?


Lo que sigue es una relación de los contenidos potencialmente peliagudos de "Stranger Things temporada 1". Ya sabes que te corresponde a ti decidir cuáles son inadecuados para tus hijos y cuáles no, según su personalidad y grado de madurez. La lista no es exhaustiva, por lo que te recomendamos una vez más que veas los episodios tú solo o sola antes de proyectarlos a tus hijos.

Personalmente, cuando he visto la serie con mis hijas, reconozco haber filtrado algunos de los contenidos que te detallo a continuación, pero no todos. Las palabrotas puede que no sean un problema para mis hijas y para mí, pero a lo mejor en tu familia sí lo son. Cada niño es distinto, y cada familia también.

La palabra censurar es fea y tiene connotaciones desagradables, pero se trata exactamente de eso. Puedes hacerlo de dos formas: cuando llegue la escena en cuestión, aprietas la pausa de tu mando a distancia y la saltas mostrando solo algunos fotogramas, mientras relatas a tus hijos lo que sucede en esa escena que ellos aún no pueden ver. La segunda forma, solo válida si eres mañoso, consiste en que edites el vídeo antes de proyectarlo con tu software de edición favorito y cortes las escenas más escabrosas. El objetivo debería ser que los niños puedan disfrutar del episodio sin perderse nada relevante y sin que el ritmo se resienta demasiado.

Puede parecer un esfuerzo absurdo, pero realmente solo son algunos fragmentos aislados o, dependiendo de la edad y madurez de tu hijo, puede que ni eso. En cualquier caso, el esfuerzo merece la pena.

Stranger Things temporada 1
Los personajes de Stranger Things vistos por Helena Moreno (9 años). De izquierda a derecha: Will, Steve, Jonathan, Nancy, Mike, Eleven, Lucas, Dustin, Joyce, Hopper y Barbara. El demogorgon, al fondo.

(Alerta de spoliers: en lo que sigue se desvelan detalles importantes sobre la trama de "Stranger Things Temporada 1". Lee bajo tu responsabilidad)

Sexo


El contenido sexual de la serie es mínimo. Menciono los detalles más escabrosos por si suponen algún problema para ti o para tus hijos:
  • Una pareja de adolescentes (Nancy y Steve) se besan en varias ocasiones. En una de ellas, los dos se encuentran a solas en la habitación de Steve. A Nancy se le ve el sujetador. Se tumban en una cama mientras se besan y se supone que consuman el acto sexual (esto nunca aparece en la pantalla).

  • Una pareja de preadolescentes (Mike y Eleven) se besan de forma muy breve en dos ocasiones.

  • A Hopper, el jefe de policía, se le ven los calzoncillos un par de veces cuando se levanta de la cama. Hace bromas acerca de las esposas y madres de otras personas. Se da a entender que ha tenido relaciones en el pasado con varias mujeres diferentes.

  • Varios personajes, en distintos momentos, toman una ducha. Los planos siempre son cortos y nunca se les ve desnudos. También se hacen algunas bromas veladas sobre sexualidad.

Lenguaje soez


Ocasionalmente se utiliza lenguaje soez, pero nada demasiado excesivo que los niños no oigan todos los días en el cole o en la calle. A veces, los protagonistas infantiles también dicen tacos. Hablamos de palabras como "capullo" o "gilipollas" y de expresiones como "hijo de puta" o "vete a la mierda".

Alcohol y drogas


Varios adolescentes (mayores, de dieciséis años o así) beben alcohol en una fiesta mientras sus padres no están en casa.

Algunos personajes, como Joyce o el jefe Hopper, fuman como carreteros (una costumbre muy extendida en los años 80) y también consumen alcohol con frecuencia.

Stranger Things temporada 1
Joyce y Hopper dale que te pego al smoking y al drinking. En aquella casa tenía que oler como en el "Póney Pisador" antes de airear por la mañana.

Violencia


La historia gira en torno a un niño secuestrado por un monstruo. Eso puede sonar bastante perturbador, pero en realidad es una premisa recurrente en muchos cuentos clásicos de esos que no solemos tener reparo en que nuestros hijos lean y escuchen.

Hay sustos puntuales que hacen que el espectador salte del asiento. Estos golpes de efecto sí me parecen contraproducentes para los niños y soy partidario de evitarlos (por ejemplo, avisándolos con antelación y bajando el volumen de la tele), pero es mi opinión personal.

El propio monstruo puede resultar inquietante. Pero es un monstruo, demonios. Tiene que ser inquietante. El gigante de "Juan y las habichuelas mágicas" o la bruja de "Hansel y Gretel" también lo son. Tienen que ser lo bastante inquietantes como para que nos preocupemos por el destino de los personajes. Del mismo modo, el "mundo del revés" donde vive el monstruo es un lugar de pesadilla.

Los ataques del monstruo en sí nunca se muestran. Hay escenas donde se ve abundante sangre, pero siempre después del ataque.

Eleven es una niña secuestrada y usada como conejillo de indias por una malvada fuerza gubernamental al mando del pérfido doctor Brenner. A menudo es sometida a procedimientos que pueden tacharse de tortura psicológica, lo cual puede resultar estremecedor para los espectadores más jóvenes. También pueden serlo las reacciones muy temperamentales de Joyce, la madre del chico desaparecido, cuando Will intenta comunicarse con ella desde el otro lado.

Escenas violentas episodio por episodio


En el primer episodio, unos agentes del gobierno disparan a un hombre a la cabeza. El disparo se consuma fuera de plano, pero en el segundo episodio se ve el cuerpo del hombre muerto con la herida en el cráneo. Esta escena puede ser perturbadora para los más jóvenes.

En el segundo episodio el monstruo amenaza con salir a través de la pared de la casa de Joyce. Ni que decir tiene que un monstruo que sale de pronto de las paredes de la casa puede ser algo aterrador para los niños. Tan aterrador como el monstruo que siempre ha vivido, mucho antes de que Stranger Things existiera, debajo de la cama o en las profundidades del armario. Nótese la ironía.

Al principio del tercer episodio, Barbara aparece atrapada en el "mundo del revés". Vomita agua de la piscina y luego es atacada por el monstruo. Es una escena breve pero impactante. Al final de este mismo episodio aparece el supuesto cadáver del niño desaparecido, Will Byers. Siempre se ve de lejos.

En el cuarto episodio, el sheriff Hopper corta el vientre del cadáver de Will con una navaja. Entonces descubrimos que es un muñeco, pero la escena produce auténtico repelús y tal vez prefieras contársela a tus hijos y que no la vean.

El sheriff Hopper emplea la violencia a veces durante su investigación. En este mismo episodio, golpea varias veces a un hombre para sonsacarle información.

En el quinto episodio hay una discusión muy fuerte entre dos adultos (Joyce y su ex-marido). Dos adolescentes (Nancy y Jonathan) practican su puntería disparando con una pistola contra una diana como si fuera un juego divertido. Hacia el final del episodio, el personaje de Eleven, en un flash-back, traba contacto por primera vez con el monstruo. Grita y se debate en el tanque de agua en una escena estremecedora y claustrofóbica.

También en el episodio 5 aparece un ciervo malherido con heridas sangrantes (aunque está oscuro y no se aprecian los detalles). Poco después, se ve al monstruo de espaldas devorando al ciervo. Tampoco se muestran detalles, pero el sonido es bastante desagradable. El monstruo se vuelve hacia la cámara y muestra sus fauces abiertas.

En el sexto episodio hay una pelea a puñetazo limpio entre dos personajes principales, Steve y Jonathan. Es una pelea gráfica y violenta. Más adelante, en el mismo episodio, cuando se relata cómo Eleven abrió sin querer el portal interdimensional, aparece el demogorgon en primer plano en una escena perturbadora.

En el séptimo episodio, dos personajes están viendo en la televisión la película "La cosa" de John Carpenter. Aparecen solo un par de segundos de esa película en pantalla, pero lo poco que se ve no es apto para niños impresionables.

Stranger Things temporada 1
Los hermanos Duffer no eligieron la escena del perrito corriendo por la nieve, no.
Un poco después, en el mismo episodio, vemos el cadáver semidescompuesto de Bárbara con una babosa saliendo de su boca. Dura una fracción de segundo, pero es una de las escenas más desagradables de toda la primera temporada y puede revolver el estómago incluso de los espectadores adultos.

El octavo episodio (y último) es el más complicado para los espectadores jóvenes. Si en los anteriores había solo una o dos escenas dudosas, en este episodio encontrarás media docena. Todas muy breves, es verdad, pero te obligarán a estar más pendiente. Las escenas son las siguientes:

  • En varias ocasiones asistimos a la vida pasada del sheriff Hopper en forma de breves flashbacks. El sheriff aparece con su hija pequeña, y descubrimos que esta enfermó (presuntamente de cáncer) y falleció. Sonflashbacks muy impactantes que ayudan a entender el comportamiento de Hopper pero que tal vez estimes que los más jóvenes no tienen necesidad de ver.

  • Hacia el minuto 20 hay un enfrentamiento a guantazo limpio con el monstruo. La escena es confusa y poco gráfica, pero hay un momento muy intenso en el que el monstruo derriba a Jonathan y se sitúa encima de él, acercando su boca abierta a la cabeza del personaje mientras Nancy dispara la pistola y Steve regresa con el bate de beisbol.

  • Más adelante, en el minuto 27, Eleven acaba con varios agentes del gobierno que están apuntando con sus armas a los niños. Los agentes sangran por los ojos y los oídos antes de desplomarse en el suelo. Se forma un gran charco de sangre.

  • Poco después, Hopper y Joyce encuentran en el nido del demogorgon varios cadáveres en descomposición. Allí está Will, con un tentáculo introducido en la boca. Es todo muy repugnante. Luego le practican una reanimación cardiopulmonar al chico, y la escena se torna brutalmente intensa y emotiva.

  • Justo al final, Will, ya recuperado, se siente indispuesto y vomita una babosa en el cuarto de baño.

Stranger Things temporada 1
El episodio 8 es el fin de fiesta. La proyección será más complicada para ti, pero a tus hijos les encantará.

Entonces, ¿merece la pena?


Puede parecer que ver "Stranger Things temporada 1" con tus hijos menores de 14 años es una carrera de obstáculos, pero no es para tanto.

En los episodios del 1 al 7 basta con tener el mando a distancia a mano y conocer los episodios de antemano, para darle a la pausa en el momento preciso y adelantar un poco la proyección si lo estimas necesario.

El episodio 8 es algo más fuerte, y, al mismo tiempo, es el mejor de la temporada, porque culmina todas las historias y deja abiertos los interrogantes para la siguiente. A los niños les gustará tanto como a los adultos. Puede ser su primer contacto con el cliffhanger televisivo, esa argucia de los guionistas que te deja en vilo y con ganas de saber más cuando está tan bien hecha como aquí, y no son más de dos minutos en total los que pueden resultar inadecuados para la audiencia más joven. Puedes saltarlos y comentarlos luego con tus hijos, con la promesa de que podrán verlos, si quieren, cuando sean algo más mayores. De este modo, podrán disfrutar tanto como tú de una aventura que formará parte para siempre de su memoria.

¿Y qué opinas tú?

¿Has visto "Stranger Things temporada 1" con tus hijos/as? ¿A qué edad? ¿Qué edad te parece la apropiada para poder ver una serie como esta? Cuéntanos tu opinión en los comentarios y hablamos.




Créditos de las imágenes


La imagen de la cabecera es una fotografía de Emily Barney en Flickr publicada con licencia CC BY-NC 2.0.

El logotipo de Stranger Things es una reproducción del logo original realizada por Lowtrucks con licencia CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons.

El dibujo de Helena Moreno es propiedad de su autora y se publica en este blog con la licencia CC BY-SA 4.0 habitual.

El resto de imágenes son fotogramas de la serie o de otras películas. Todas son propiedad de sus respectivas productoras y distribuidoras. Se reproducen aquí en baja resolución y dentro de los términos del fair use.






¿Te ha gustado el artículo?

Para no perderte ninguna de mis publicaciones puedes suscribirte a mi lista de correo. Obtendrás de regalo el ebook 9+1 libros para leer con niños, con montones de trucos e ideas para fomentar el hábito lector en los más pequeños. Por supuesto, podrás darte de baja cuando quieras.

Comentarios

  1. Magnífico post, muy bien escrito, ameno y tremendamente bien documentado. Me lo planteo para mi niña de 11 años recién cumplidos. ^__^

    ResponderEliminar
  2. A. M. Vozmediano12/01/2017

    ¡Gracias! Si a tu hija le gustan las historias oscuras seguro que "Stranger Things" le encanta.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/22/2019

    para mi solo importa la madurez de tu hijo

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno el articulo! felicitaciones gracias

    ResponderEliminar
  5. Leyendo tu artículo me he animado a ver la primera temporada con mi hijo de casi 11 y la hemos disfrutado mucho los dos :-) Gracias por la recomendación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que os haya gustado. Es una serie estupenda. Si os animáis con la segunda y tercera temporada, recuerda que el nivel de truculencia crece notablemente.

      Eliminar
  6. gracias a este articulo quizás veo stranger things thx

    ResponderEliminar

Publicar un comentario