Novelas de ciencia-ficción para leer con niños: Fundación y Tierra, de Isaac Asimov

fundacion-y-tierra

Dicen de Asimov que escribió lo mejor de su extensísima obra en su juventud. Luego, en los años 50, dejó prácticamente de escribir ficción (con notables excepciones como "Los propios dioses", considerada por muchos su mejor novela), para retomarla en la última década de su vida. Dicen que lo que escribió en esa década postrera eran refritos, precuelas y secuelas de las obras de la primera etapa y que no tienen ningún mérito añadido. Dicen que lo hizo por una cuestión puramente pecuniaria. Dicen que el estilo espontáneo y directo de su primeras obras fue sustituido al final de su vida por interminables y repetitivos diálogos que solo trataban de engordar el número final de páginas.

Dicen todo eso, y puede ser. Pero, si te ocurre lo mismo que a mí, cuando hayas acabado "Fundación y Tierra" estarás tan impresionado que todo lo que digan por ahí te importará un bledo.

Ya sabes que aquí pensamos que es genial leer buenos libros en compañía de nuestros hijos. Eso incluye la ciencia-ficción. Muchos piensan que no hay buenas novelas de ciencia-ficción para leer con niños, pero los niños son capaces de comprender mucho más de lo que los adultos pensamos. A continuación, vamos a hablar de "Fundación y Tierra" de Isaac Asimov como lectura compartida con los locos bajitos.

Sinopsis

Trevize, Pelorat y Bliss, los protagonistas de la novela anterior ("Los límites de la Fundación"), inician por fin el viaje al planeta Tierra, la cuna de la especie humana. No saben exactamente por qué lo hacen, ni donde está, aunque Pelorat, que es historiador, tiene una teoría. Y así se lanzan a un viaje inverso al que la especie humana, hace miles de años, debió emprender en su colonización de la Galaxia. Tirando de la madeja, visitan mundos fascinantes y aterradores, donde se adivinan los recuerdos fantasmales de la vieja humanidad desaparecida. Por fin llegan al planeta Alfa, y el lector siente un escalofrío al descubrir que, en el pasado remoto, se llamó así porque está situado en el sistema estelar Alfa Centauri. A solo 4 años luz de nosotros.

De modo que llegan a Alfa, y luego solo les queda por explorar otra estrella, un modesto sol de tipo espectral G. El lector sabe que está alcanzando el final de la saga, que ni siquiera Asimov podrá ir mucho más allá, que cientos de páginas, personajes e historias entrecruzadas han conducido por fin a esta modesta estrella de tipo G. Es como volver a casa después de un largo viaje.

Y lo que encontraréis allí, que por supuesto no desvelaré, es una de esas ideas que desarma a cualquiera. Una de esas ideas que provocan el asombro absoluto, el "estremecimiento como un recuerdo lejano de caer desde una gran altura" que decía Carl Sagan. Y cuando pasas la última página del libro y te enfrentas al vacío posterior permanece en tu cabeza una mezcla de conmoción y de amargura y piensas: "jo, qué tío, el buen doctor".

fundacion-y-tierraSobre la obra y el autor


"Fundación y Tierra" es la quinta novela de las siete de las que consta el "Ciclo de Trántor" o "Ciclo de la Fundación", una de esas series que poseen vida propia y escapan de las manos de su autor en ramificaciones imprevistas. Aunque sea la quinta, cronológicamente es la última. Asimov intentó varias veces escribir una secuela, pero él mismo reconoció que no sabía por dónde continuar, así que se contentó con escribir dos precuelas.

Isaac Asimov es uno de los máximos representantes de la llamada Edad de Oro de la ciencia-ficción, el periodo comprendido entre 1940 y 1965, aproximadamente, en el que el género empezó a atraer la atención del gran público. De entre todos los autores de esa época, algunos tan notables como Poul Anderson, Arthur C. Clarke, Ray Bradbury o Frederik Pohl, Asimov destaca por su visión positivista de la ciencia y la tecnología y su confianza en el triunfo de la razón sobre las supersticiones y creencias irracionales.

También es uno de los máximos representantes de la ciencia-ficción dura, un término que se emplea para referirse a las obras donde los hechos, aún tratándose de ficción, no contradicen ninguno de los principios físicos conocidos. Se contrapone a la ciencia-ficcion blanda, en la que pueden aprecer elementos mágicos o no suficientemente sustentados en la realidad conocida. Por lo tanto, todo lo que sucede en las novelas y relatos de Isaac Asimov podría llegar a ser real (o, al menos, así era con el conocimiento científico disponible en el momento en el que las escribió).

El estilo de Asimov era sobrio, sin adornos innecesarios ni poética artificial. Evolucionó en sus últimos años hacia una forma de escribir más discursiva, plagada de largos diálogos entre los personajes. Su literatura era una literatura de ideas, más de fondo que de forma, aunque poseía una innegable capacidad para manejar el suspense (de hecho, le encantaban las novelas policiacas). Además de ficción, Asimov escribió una ingente cantidad de excelentes libros de divulgación científica e histórica.

Público y edad

"Fundación y Tierra", como el resto de novelas del ciclo de la Fundación, fue concebidas como una novela para adultos, aunque desde siempre el público joven aficionado a la ciencia ficción clásica las ha devorado con fruición. Interesará a los lectores habituales de ciencia-ficción que no busquen grandes dosis de acción o aventuras livianas, sino personajes interesantes y reflexivos y aventuras de calado más profundo.

Puedes leerla con tus hijos desde muy corta edad, a partir de los 6 ó 7 años: no contiene escenas escabrosas ni la trama es en exceso compleja, y si hay algún punto de inflexión más difícil de entender, ahí estás tú para explicarlo. Mi consejo personal es esperar hasta un poco más tarde, a partir de los 10 ó 12 años, para disfrutarlo en toda su complejidad. Por supuesto, como siempre decimos, la decisión de a qué edad puedes compartirlo con tus hijos es tuya y de tu sentido común.

"Fundación y Tierra", además, tiene muchísimos diágolos (como decía Orson Scott Card, en Asimov los diálogos son la acción), lo que hace que su lectura en voz alta resulte bastante ágil y fácil de seguir.

Puntos de interés para padres y educadores

Cualquier novela de ciencia-ficción dura presenta siempre un trabajo prospectivo acerca de futuros posibles. Ese es un buen punto de partida para que tus hijos se interesen por la historia y el futuro de la exploración espacial, los motivos por los que necesitaremos colonizar otros mundos y los límites físicos y morales que la colonización conlleva. La imagen desoladora del estado de la Tierra en el futuro también nos puede conducir a plantearnos cuestiones sobre ecología planetaria y cómo la especie humana está haciendo uso de los recursos naturales. Eso, a su vez, nos llevará a plantearnos si nuestra especie siempre ha expoliado los recursos del planeta o ha empezado a hacerlo recientemente.

fundacion-y-tierra
Nuestra Tierra tiene un aspecto bastante pachucho en el futuro remoto imaginado por Asimov.

En otro sentido distinto, "Fundación y Tierra" nos presenta a un grupo de protagonistas completamente diferente: el cerebral Perolat, el impulsivo Trevize y la comprensiva Bliss. A lo largo de la aventura vemos que estas tres personas opuestas pueden colaborar para llevar a cabo su misión y, más aún, que puede surgir una sólida amistad entre ellos y que las habilidades de cada uno son necesarias para los demás en un ambiente de camaradería y cooperación.

Por fin, el personaje de Bliss plantea otra línea de discusión muy interesante acerca de la "Hipótesis Gaia" formulada por James Lovelock según la cual la Tierra podría ser un organismo vivo del cual nosotros formamos parte.

Áreas del conocimiento donde se puede aplicar


"Fundación y Tierra" contiene implicaciones en prácticamente todas las áreas del conocimiento relativas a las Ciencias Naturales: física, química, biología, geología y ecología. También pueden tratarse temas transversales como la educación para la convivencia y la paz y la educación ambiental.

Ideas y propuestas de actividades

Antes de la lectura: Investigar acerca de la Hipótesis Gaia formulada por James Lovelock y defendida por importantes científicos como Lynn Margulis. Buscar información sobre los sistemas estelares más cercanos a la Tierra, en particular Alfa Centauri.

Durante la lectura: Tratar de averiguar en qué sistemas estelares pueden estar situados los planetas que los protagonistas van visitando. Intentar trazar un mapa galáctico de la Vía Lactea marcando los puntos del viaje para tratar de comprender la inmensa cantidad de estrellas que existen solo en nuestra galaxia.

Después de la lectura: Buscar información sobre la colonización del espacio: tipos de colonias que se han propuesto hasta ahora, modos de viajar a sistemas estelares lejanos, etc. Luego, analizar en qué estado está la carrera espacial en la actualidad y cómo hemos llegado hasta aquí. Reflexionar acerca de por qué es importante la investigación del espacio y, más en general, la inversión en ciencia básica.

Documentos de trabajo


Otros libros afines

Es evidente que "Fundación y Tierra" está emparentado con el resto de libros del "Ciclo de la Fundación" o "Ciclo de Trántor". Si es el primero que leéis y os ha gustado, es una idea genial aventurarse con el ciclo completo.

Existe cierta controversia acerca de en qué orden se deben leer las novelas. Aunque sea una tentación comenzar con "Preludio a la fundación", que cronológicamente sería el primer volumen, yo recomiendo empezar por "Fundación", que fue el primer libro publicado aunque, cronológicamente, sea el tercero. A partir de ahí se puede seguir el orden cronológico, que terminaria con "Fundación y Tierra". Y luego, si aún os quedáis con ganas de más, atacar las precuelas "Preludio a la Fundación" y "Hacia la Fundación". Si recomiendo hacerlo así es porque, en mi opinión, estos dos últimos están a un nivel inferior que el resto de la saga. Pero solo es mi opinión, por supuesto.

En resumen, mi recomendación de orden de lectura sería:

  • Fundación.

  • Fundación e Imperio.

  • Segunda Fundación.

  • Los límites de la Fundación.

  • Fundación y Tierra.

Y, después, las dos precuelas:

  • Preludio a la Fundación.

  • Hacia la Fundación.

fundacion-y-tierraFicha técnica

Título: Fundación y Tierra

Título original: Foundation and Earth

Autor: Isaac Asimov

Publicación original: Doubleday, Estados Unidos, 1986, 356 páginas.

Edición en español: Plaza & Janés, Barcelona, 1987, 400 páginas.

¿Qué opinas? ¿A partir de qué edad recomendarías la lectura de los libros de la Fundación?


Cuéntanos tu experiencia con la inmortal saga de Isaac Asimov en los comentarios y lo hablamos.




¿Te ha gustado el artículo?

Para no perderte ninguna de mis publicaciones puedes suscribirte a mi lista de correo. Obtendrás de regalo el ebook 9+1 libros para leer con niños, con montones de trucos e ideas para fomentar el hábito lector en los más pequeños. Por supuesto, podrás darte de baja cuando quieras.



Comentarios

  1. Muchas gracias. Me ha encantado el articulo. Pienso regalarle a la gran lectora de mi nieta, que ahora tiene 10 años, Fundación y Tierra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya resultado útil. Espero que a tu nieta le guste Asimov. Gracias por comentar.

      Eliminar

Publicar un comentario